*

Viernes, 22 de Septiembre de 2017

Toman trabajadores del SME las instalaciones de la hidroeléctrica Necaxa

"La hidroeléctrica de Necaxa se reabrirá con los más de 15 mil trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas", aseguró su dirigente.
Domingo, 18 de Mayo de 2014 22:38
|
Leticia Ánimas Vargas

Juan Galindo, Pue.- Luego de que su líder Martín Esparza anunciara un acuerdo para la reapertura de la hidroeléctrica Necaxa, miles de agremiados al SME y sus familias, ocuparon por más de una hora una de las generadoras de electricidad y otras instalaciones en la cabecera municipal ante el desconcierto de soldados, policías federales y guardias de la CFE.

Presenta SME propuesta de reinserción laboral de obreros de LyFCNiega CFE servicio a Huauchinango; alega que le corresponde a LyFCEl simbólico regreso de los trabajadores de la Compañía Luz y Fuerza del Centro –en proceso de extinción-, se dio este sábado, cuatro años y siete meses después de que se quedaran sin empleo y tras la afirmación de Esparza de que de que ya convinieron con el gobierno federal su reincorporación a la industria aunque aún están por definirse las modalidades.

“En la Secretaría de Gobernación me pidieron que les trajera un mensaje: la hidroeléctrica de Necaxa se reabrirá con los más de 15 mil trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas”, aseguró el dirigente ante miles de obreros que llegaron en caravana a Nuevo Necaxa en bicicletas, motocicletas, vehículos compactos y autobuses desde el Distrito Federal y los estados de México, Morelos, Hidalgo y Puebla.

Lo que está por determinarse es la forma en que se dará la reincorporación de los agremiados al SME, pero hay tres propuestas: que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) la siga operando la hidroeléctrica Necaxa y los contrate; que se cree otra empresa; o que sean los propios electricistas en resistencia quienes además de operarla la administren, detalló Esparza.

Con la explotación de los 40 ríos que alimentan la generadora de energía no sólo serán beneficiados los trabajadores, explicó, sino que vecinos de 22 municipios -16 poblanos y seis hidalguenses-, podrán gozar de una tarifa de 54 centavos por kilowatt hora y no los 3.50 pesos que pagan actualmente.

LA OCUPACION

A mediodía de este sábado, los electricistas realizaron primero un mitin en el centro de la cabecera de este municipio donde se colocó la placa conmemorativa del centenario de Luz y Fuerza que fue “rescatada de entre los escombros” en la planta de El Salto Grande, donde además se reconoció la esencia “obrera” de la población y el alcalde Luis Gerardo Martínez Gómez comprometió su apoyo al movimiento.

Después de un mitin en el estado 14 de Diciembre, casi a las cinco de la tarde, los smeítas acompañados de sus familias tomaron por más de una hora las instalaciones del campamento El Salto Chico y se plantaron en el acceso a la hidroeléctrica Necaxa, ante el asombro de miembros delejército, la Policía Federal y de la “guardia física” de la CFE.

La medida tuvo el objetivo de demostrar al gobierno “que el movimiento de resistencia, el SME y las intenciones de recuperar su empleo están vigentes”, explicaron líderes del gremio.

El ingreso a las instalaciones que de la que fue su fuente de trabajo hasta la noche del 10 de octubre de 2009 se logró luego de sortear varios tractocamiones de CFE, camionetas de la Secretaría de la Defensa Nacional y de la Policía Federal, con los que los trataron de obstaculizar su marcha. Mientras los efectivos de las corporaciones seprepararon con equipo antimotines.

CASI CHATARRA

A primera vista: el magnánimo paisaje natural contrastó con las montoneras de fierro tiradas a un costado de los talleres de El Salto Chico; además apreciaron el abandono y azolve de las tomas de agua, compuertas, vertedores, diques de las presas, canales, túneles y  generadores. “Todas las instalaciones están saqueadas, pero eso sí bien pintaditas por la CFE”, señaló Esparza.

Después de la inspección, el secretario general del SMEprecisó que sólo el 20 por ciento del complejo hidroeléctrico está activo, por lo que llamó a generar un movimiento de resistencia civil “permanente” para que el gobierno federal les regrese la infraestructura. “De entrada, en Necaxa se necesitarán 650 trabajadores entreingenieros, obreros, oficinistas”.

Vistas: 9261