*

Viernes, 20 de Octubre de 2017

Dreamers poblanos se organizan en NY para resistir agresiones de Trump

En un encuentro con estudiantes de Artes Plásticas y Audiovisuales, en el Complejo Cultural Poblano de la BUAP, señalaron: estamos preparándonos para lo peor, esperando lo mejor
Miércoles, 4 de Enero de 2017 20:34
|
Kara Castillo

La organización es la única forma de enfrentar el miedo y la inseguridad que sufren dremears en Estados Unidos, sostuvo Gonzalo Mercado, director de La Colmena, colectivo que defiende los derechos migratorios en Staten Island, el distrito más conservador de ultra derecha de Nueva York y el único de esa ciudad donde el republicano Donald Trump arrasó en las urnas.

Gonzalo confirmó el clima de tensión e incertidumbre que vive la comunidad poblana asentada en Nueva York, la ciudad norteamericana símbolo de la diversidad, considerada “santuario” de inmigrantes. Pero aseguró que están listos para la batalla que está por librarse. “Estamos preparándonos para lo peor, esperando lo mejor”, dijo en un foro en el Complejo Cultural Poblano de la Universidad Autónoma de Puebla.

En una visita al estado antes de que Trump tome posesión como presidente de la Unión Americana, La Colmena facilitó a jóvenes poblanos la reunión con sus familiares en las comunidades, pues luego del 20 de enero, el nuevo presidente ----que ha prometido deportar a entre dos y tres millones de inmigrantes indocumentados----, podría revertir los beneficios a jóvenes del Programa Daca y condicionar su salida del país.

Reunidos con estudiantes de Artes Plásticas y Audiovisuales, el grupo de dreamers revelaron conmovedoras experiencias y el sentimiento de temor del que son presas.

El director de La Colmena explicó que los jóvenes conocido como los dremears (soñadores), pertenecientes a la generación de los millennials  (18 a 30 años de edad) que son beneficiarios de una política pública del mandatario Barak Obama que les  permite trabajar y estudiar aún siendo hijos de indocumentados y que tenían garantizada la no-deportación,  son un frente visible en la embestida contra México y los mexicanos.

El defensor de los derechos humanos aseguró que la memoria racista en Estados Unidos no ha sido borrada. Citó los casos de inmigrantes italianos que fueron perseguidos, así como lo documentado en el gremio irlandés, discurso que Trump sólo legitimiza, ahora con un nuevo blanco: los mexicanos.

“La retórica ha cambiado pero la perspectiva política es la misma: criminalizar al inmigrante”, dijo

Pese a vivir en medio de una comunidad no sólo racista sino xenofóbica como el distrito de Nueva York, Staten Island, aseguró que se han implementado estrategias que les permitan resistir en caso de una cruzada contra los migrantes.

Detalló que la isla ha sido fraccionada en cuadrantes donde han sido ubicadas las familias migrantes de manera que la comunidad, que cuenta con el apoyo de algunos habitantes estadounidenses encargados de ese perímetro, puede ser apoyada de inmediato y atender emergencias.

“Hay mucha gente que ha decido estar en “the right side of history”, el “lado correcto de la historia”, uniéndosenos, difundiendo y explicando que los migrantes y sus comunidades son sujetos de derechos, así transformamos el miedo en empoderamiento, humanizando al otro, al diferente”, concluyó.

Vistas: 626