*

Lunes, 26 de Junio de 2017

Voceador fue raptado y agredido por policías de Caxhuacan; responsabilizan a edil

Dijo que fue encañonado y amenazado de muerte, pues sus captores le dijeron que no iba a salir vivo, que lo iban a torturar hasta la muerte.
Lunes, 20 de Marzo de 2017 09:47
|
Sandra Vergara

Teziutlán, Pue.- Un voceador del "Diario de Teziutlán" fue raptado y agredido por policías municipales de Caxhuacan, así lo denunció la directora de ese medio de comunicación, Lidia Molina Arcos, quien además responsabilizó por dicha situación al alcalde de esa demarcación, Plutarco Domínguez Aguilar.

Golpea maestra a sus alumnos en escuela de Caxhuacán, acusan padresOtra adolescente se suicida en Teziutlán; es el tercer caso en un mesDurante una rueda de prensa, narró que el incidente ocurrió hace dos semanas, cuando el repartidor de sus periódicos, cuyo nombre omitió por motivos de seguridad, acudió a ese municipio a bordo de un automóvil para perifonear y vender el impreso.

Explicó que el trabajador acudió al Ayuntamiento de Caxhuacan a solicitar un permiso para comercializar el diario, cuya nota principal, o de "ocho columnas", fue la denuncia de Guadalupe Ramírez sobre el presunto maltrato en contra de su hija de seis años por su maestra, María Eugenia Gómez Domínguez.

En la nota, que fue escrita por el corresponsal de la zona, Isaías Rostro, se mencionó que la madre de familia consideró que la investigación de la Secretaría de Educación Pública se entorpeció por la relación de la maestra con los diputados local y federal, Cupertino y Hugo Alejo Domínguez, respectivamente.

Personal de ese gobierno municipal criticó la nota pues "estaba muy delicada", aunque finalmente autorizó la venta del diario, para lo cual el voceador pagó un permiso de 60 pesos.

El trabajador del "Diario de Teziutlán" salió de la alcaldía de Caxhuacan aproximadamente a las 16:00 horas, luego, a bordo de un automóvil Nissan Tsuru comenzó a perifonear la venta del impreso.

Molina Arcos describió que transcurridos apenas 10 minutos de su labor, el voceador fue interceptado por un policía municipal, quien comenzó a ofenderlo verbalmente y agredirlo físicamente para obligarlo a detener el anuncio del periódico.

Al mismo tiempo, otros elementos se acercaron y abrieron la puerta del vehículo, así lo sometieron y lo golpearon, luego, uno de ellos se subió a la unidad, de la cual tomó el control y avanzó con rumbo desconocido, así es como fue secuestrado.

En su intervención, el voceador, a quien en varias ocasiones se quebró la voz, dijo que fue encañonado y amenazado de muerte, pues sus captores le dijeron que no iba a salir vivo, que lo iban a torturar hasta la muerte y que su cadáver no sería encontrado.

Señaló que fue trasladado a un potrero o rancho cuya ubicación desconoció, transcurso durante el cual además fue golpeado.

El trabajador del "Diario de Teziutlán" dijo que mientra las unidad se detuvo, y uno de los sujetos bajó, logró golpear en el rostro a uno de sus plagiarios, de esa forma logró escapar, aunque fue perseguido durante unas dos horas,  por cual tuvo que internarse en una zona de barrancas y piedras para huir.

Aseguró que para sobrevivir tuvo que aventarse a una barranca, cruzar un río y caminar hasta sentirse protegido.

También dijo que durante su huida pidió auxilio a redacción, ello en cuanto tuvo señal, así es como luego se pidió auxilio al 911, aunque la policía de Caxhuacan refirió que en ese momento desconocían su participación en este atentado.

“Negaron totalmente el apoyo, primero dijeron que  no tenían el reporte de ninguna persona desaparecida, que no había ningún tipo de agresión en ese municipio, que estaba todo tranquilo, después nos dijeron que no tenían ni siquiera gasolina para auxiliar a la persona y finalmente descolgaron el teléfono, porque nosotros seguíamos insistiendo porque no sabíamos que ellos eran los que habían atacado a nuestro compañero”, dijo.

Fue hasta las 02:00 horas cuando fue puesto a salvo por policías de la base estatal en Huehuetla.

El voceador fue rescatado e internado en el hospital de Huehuetla, mientras que el vehículo fue encontrado estacionado a unos 10 minutos de la carretera estatal que conduce a Caxhuacan; estaba cerrado con llave, sin rastro de sangre que derramó la víctima por los golpes que le dieron en la cara y sin los ejemplares impresos, además que tenía un golpe en la cajuela.

Los quejosos no presentaron denuncia formal por estos sucesos, ni queja ante Derechos Humanos, a pesar de los señalamientos hechos en contra del presidente municipal y del comandante de Seguridad Pública.

Vistas: 2910