*

Lunes, 24 de Abril de 2017

Olvidan Federación y Estado a los damnificados de Cuacuila

Funcionarios de la SEDATU y la SEDESO no han regresado a la comunidad de Huauchinango, donde hubo 50 familias afectadas por la tormenta tropical Earl
Viernes, 21 de Abril de 2017 11:34
|
Leticia Ánimas Vargas

Huauchinango, Pue.- Las casi 50 familias que resultaron damnificadas durante la tormenta tropical Earl en la junta auxiliar de Cuacuila, en Huauchinango, siguen esperando la visita de autoridades federales o estatales para que les informen sobre los apoyos que recibirán ya sea con la reubicación o la rehabilitación de sus viviendas.

Algunos habitantes de la comunidad indígena más cercana a la cabecera municipal de Huauchinango, respaldadas por el presidente auxiliar Eugenio Pérez Ahuacatitla, coincidieron al decir que en estos meses, ni los funcionarios de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) ni de la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESO) estatal, han asistido a la comunidad para darles a conocer su estatus ante los programas de ayuda que llegarían para ellos.

Sobre el tema, el presidente auxiliar indicó que de unas 48 familias que resultaron afectadas, al menos a 12 se les anunció que serían reubicadas porque sufrieron pérdida total de sus casas. 

Sin embargo, no se sabe a dónde serían llevadas, pero sí se ha dicho que “a algunas de estas se les podría construir su vivienda en la misma junta auxiliar de Cuacuila, sólo que los damnificados tendrían que aportar el terreno con las características de seguridad que exige protección civil”, de lo contrario tendría que ser fuera de la localidad.

Según Pérez Ahucatitla, a la gente no se le ve contenta ni tranquila, “simplemente porque los funcionarios no se han dejado ver por la junta auxiliar, ni a los federales ni a los estatales, por lo que las personas no saben qué va a pasar con ellas, no saben para dónde van a ir o a dónde se las van a llevar y a las que podrían poner el terreno para que el gobierno les construya una casa, tampoco tienen información de cuándo se les va a construir”.

Para terminar, la autoridad de la comunidad llamó a que los funcionarios de la SEDATU y de la SEDESO a que “se echen una vuelta por Cuacuila” para que hablen con la gente y le informen sobre lo que va a pasar con ellas “con el fin de que la gente esté contenta”. 

Vistas: 210