*

Sábado, 21 de Octubre de 2017

Adultos mayores siguen siendo productivos en Atlixco

A pesar de su edad avanzada siguen desempeñando trabajos para solventar sus gastos
Sábado, 5 de Agosto de 2017 17:37
|
Paola Aroche

Atlixco, Pue.-Las jornadas laborales siempre son largas, pero es mejor eso a no hacer nada, es lo que dicen adultos mayores que a pesar de tener una edad avanzada siguen siendo productivos para la sociedad, tal es el caso de señor Margarito Martínez Calderón de 86 años quien desde hace 26 años se ha dedicado al oficio de acomodador de carros.

Viudo desde hace ya algunos años, y con el gusto por la música de danzón don Margarito, como es conocido en Atlixco, no solo se dedica a acomodar los carros, está al de que se apaguen las veladoras de la iglesia, abrir y cerrar el portón de la iglesia de la Natividad así como de la cámara del trabajo, su jornada laboral inicia desde las 6 a.m. y termina hasta la 1 o 2 de la mañana, dependiendo de los carros que aún se encuentren estacionados.

“yo no tengo sueldo de nadie, aquí lo que me regala la gente”

Don mago, se ha ganado tanto la confianza de la gente que muchos de ellos le dejan las llaves de su coche y él se encarga de buscarle estacionamiento, muchas veces por ese favor la gente le llega a dar hasta 50 pesos más, comento que no siempre se gana lo mismo “hay días que esta buena la chamba, pero otros que definitivamente no da para mucho” el como la gran mayoría de los acomodadores de carros no sale a comer, lo que encuentra compra pero eso significa que tendrá que descompletar de lo ganado.

Otro caso más es el del señor Angel de la Cruz Serrano de 73 años y bolero desde hace ya 40 años, quien después de ser albañil tuvo que dedicarse al oficio de bolero por un accidente que tuvo.

Casado 4 veces y viviendo en unión libre en su última relación, comentó que antes del accidente que tuvo que le afecto la espalda, en sus ratos libres se dedicaba a darle bola a los zapatos, por ello busco la oportunidad de contar con otro trabajo.

Mientras le saca brillo a unos zapatos de uno de sus clientes, dice que a pesar de tener ya su propia clientela ha bajado considerablemente el número de personas que se acercan a pedir bola a sus zapatos “antes nos hacíamos 10 o 15, ahorita han bajado por lo mismo de las escuelas, de los gastos que hacen ya no es lo mismo”

Un hombre de baja estatura, con los ojos con cataratas, pero haciendo su mayor esfuerzo por hacer un buen trabajo, señala que por cada boleada cobra 20 pesos y al día a lo mucho que llega a hacer son 10, así que llega a ganar 200 pesos, él entra a trabajar desde las 9 a.m y hasta las 15 hrs y es su nieto quien por las tardes se queda.

Comentó que gracias al apoyo que recibe por parte del gobierno federal de 70 y más se ayuda un poco en los gastos, pero solo su trabajo no le daría para solventar los gastos que tiene.

A pesar de tener muchos nietos comenta, son sólo cuatro quienes lo visitan, y es que la mayoría ya son casados y con una vida propia.

Fausto Gómez Tirado de 70 años es otro de los muchos abuelitos que a pesar de su edad tienen la necesidad de trabajar para solventar los gastos de su familia.

Un señor delgado, de ojos caídos por la edad, con manos cansadas por el trabajo, y pelo canoso, ha decidido ser uno más de los que están trabajando en los centros comerciales como “cerillito”. Él trabaja por las tardes, y lo que la gente le llegue a dar es lo que llevara a la casa.

“a veces la gente nos da, muchas otras no, pero siempre es bien recibido los dos pesos o el peso que nos dejen”

Viudo desde hace ya 15 años, ha decidido quedarse solo y solo recibe la visita de sus hijos y nietos de vez en cuando, cuando ellos pueden y también quieren. Comento que es mejor seguir trabajando pues los años que le dedico a una empresa de costura han hecho que el cuerpo se acostumbre a seguir trabajando.

“yo no se estar en mi casa, me acostumbré a trabajar y ahora es lo que quiero seguir haciendo”

Expresó que la pensión que recibe le ayuda porque solo es él, pero trabaja porque no quiere quedarse solo en su casa a deprimirse. Por lo regular, al día llega a ganar entre 200 y 250 pesos, dependiendo de la gente ya que hay días que es mucho menos.

Vistas: 297