*

Viernes, 24 de Noviembre de 2017

Hueseros y limpias del aura tradición que se niega a morir

“Los hueseros”, atienden a personas con problemas de contracturas, fracturas, dolores musculares y articulares entre otros.
Sábado, 12 de Agosto de 2017 16:08
|
Paola Aroche
Atlixco, Pue.- Dentro del Complejo Médico Gonzalo Río Arronte en Atlixco, se encuentra el Módulo de Medicina Tradicional que está enfocado principalmente a atender a pacientes con remedios caseros o que “los abuelos utilizaban”.
 
Edith Álvarez Melchor, Coordinadora del Módulo de Medicina Tradicional, dijo que uno de los servicios más solicitados es el de los hueseros quienes atienden a personas con problemas de contracturas, fracturas, dolores musculares y articulares entre otros, al mes están atendiendo de 250 a 400 personas.
 
Dentro del módulo se cuentan con 6 hueseros quienes llegan a atender hasta 17 personas en un día, lo máximo, Álvarez Melchor dijo que estás personas no cuentan con una formación académica como tal, son hueseros tradicionales, no son ni quiroprácticos ni homeópatas, ellos se guían por lo que los abuelos les fueron enseñando.
 
“El huesero es más empírico, emplea otro tipo de conocimientos como ventosas, es más de masajes, el se basa más en la mano, en la clínica en la observación en la sensibilidad que ya tiene en sus manos para poder detectar si algún hueso está fuera de su lugar o algún tendón está tensado o algún músculo”, comentó. 
 
Anastasio Ramírez Olmedo es uno de los 6 hueseros que trabajan en el Módulo de Medicina Tradicional y con 14 años de experiencia señala que esto lo aprendió por su abuelo y su padre, quienes se dedicaban a lo mismo, ellos fueron quienes le heredaron el gusto por los masajes, dijo que a lo largo de estos 14 años se ha dedicado a componer huesos, tendones, nervios y evitar enfermedades que después se generan por eso, con los años de experiencia ya es fácil para ellos poder detectar cuando la persona tiene una fisuras, torcedura y fracturas,  si está a su alcance es tratada, dijo que dentro del Módulo atiende a 17 personas por máximo, pero en su casa ha llegado a atender hasta 30 personas.
 
Agregó que las torceduras se dan por dolor en la espalda, los dolores de cabeza se dan por el estrés acumulado, entre otros.
 
Desde su punto de vista la gente no ha dejado de recurrir a los hueseros, en muchas ocasiones ellos son su primera opción antes de acudir con un especialista.
 
Otro de los servicios que tiene mucha demanda son las limpias, la cura del espanto de los niños, la cura del empacho, dolores de cabeza entre otros, y para ello está la señora Hermelinda Salazar Solís, quien asegura que para ello se debe tener un don, no cualquier persona puede hacer este tipo de trabajo.
 
Señaló que aprendió de lo que su abuela le fue enseñando. Para las limpias utiliza huevos y un ramo de flores para contrarrestar lo que la persona “viene cargando”, son alrededor de 5 a 10 personas las que atienden, enfatizó que atiende en general de todo, no hay algo en especial que soliciten más.
 
“El niño que se espanta necesita que se cure de la cabeza y del espanto y se le da su limpia, dijo que esto se da por que en las personas mayores el aura está contaminada y con las hierbas aromáticas ayuda a limpiarla” mencionó. 
 
Para estos servicios no hay distinción de creencias, son tanto hombres como mujeres quienes acuden a este módulo a buscar una solución a su problema, incluso se ha detectado que son más personas de distintas comunidades que acuden a este tipo de trabajos.

Vistas: 374