*

Miércoles, 20 de Septiembre de 2017

Con ADN de cuerpos de migrantes, centro humanitario busca a parientes

Con las pruebas contacta a las comunidades hispanas en ciudades Tucson, Phoenix, Los Ángeles, San Francisco, Nueva York y Nueva Jersey
Domingo, 13 de Agosto de 2017 20:04
|
Laura Ruiz

Frente a un desierto, entre Tucson, Arizona y Nogales, Sonora, que desde 1998 ha dejado 7 mil 13 cuerpos de migrantes a la mitad del sueño americano, los activistas de Colibri Center For Human Rights realizan pruebas genéticas para identificar a los familiares.

Esta semana el proyecto visitará, para la realización de pruebas,  las ciudades de Nueva York y Nueva Jersey, que se caracterizan por la alta presencia de poblanos,  principalmente de comunidades mixtecas .

Vistas en el mapa, las dos ciudades de la frontera de México y Estados Unidos parecen de fácil conexión, la realidad, explica sin embargo Mirza Monterroso, gerente del Programa de ADN de la asociación, es más compleja.

En auto se hacen hora y media desde Tucson a los límites con Nogales, pero a pie, como lo hacen los migrantes, se encuentran con un terreno árido, con animales propios del desierto y temperaturas que en verano alcanzan los 47.8 grados centígrados.

Los forenses de Arizona, explica la activista de Colibri,  han mostrado por años  sensibilidad para que los restos óseos regresen a familiares.

En su camino, los migrantes cruzan por terrenos ubicados entre dos parques nacionales de Estados Unidos y los cientos de restos de los que se lleva registro son  sólo lo que guardias fronterizos ubican en recorridos, por lo que se prevé que el problema pueda ser mayor.

Como organización llevan una década tramitando datos de desaparecidos y es desde noviembre que se aventuraron con poner a prueba la evidencia del ácido desoxirribonucleico (ADN), con estudios financiados mediante donaciones y que al familiar no cuestan nada.

La prueba, detalla Monterroso, no implica un encuentro mayor a dos horas con padres hijos, hermanos y medios hermanos de desaparecidos que previamente les contacten de manera confidencial a través de los canales de comunicación en redes sociales.

Las experiencias con los 8 cuerpos que han logrado identificar en los últimos 10 meses y en general con los que se han sometido a la toma de muestras e investigación es, por otro, lado una confrontación.

"Todos llegan con ansiedad,  con miedo,  con todo tipo de sentimientos.  La verdad para ellos es una mezcla entre alivio y tristeza, pero muchos esperan esa respuesta desde hace tiempo, se quedan, hasta cierto punto, más tranquilos", explica Monterroso.

Por ahora realizaron ya pruebas en Tucson y Phoenix, así como en las ciudades de California, Los Ángeles y San Francisco; Nueva York y Nueva Jersey siguen en la lista por los altos índices de migración que muestran en las estadísticas con las que cuentan sobre migración.

A futuro, agrega la activista, en Colibri les gustaría también llegar con las pruebas de ADN a ciudades de México e incluso del resto de América, pues por el desierto fronterizo cruzan migrantes de diferentes nacionalidades.

Para participar en la toma de muestras a realizarse desde esta semana en Nueva York y Nueva Jersey, Colibri pide un registro al teléfono de Estados Unidos 520-724-86-44, en su portal en internet o en su sitio en Facebook.

Según estadísticas del Pew Research Center, organismo especializado en cifras internacionales, los poblanos con residencia no autorizada en el país del norte eran 326 mil 193 mil, de los cuales más de 104 mil radicaban en los dos estados donde habrá estudios. 

Vistas: 221