*

Jueves, 19 de Octubre de 2017

Menor embarazada presentó queja ante CEDH por desatención

Familiares de la menor de 16 años, a quien se le murió el bebé en el vientre, acudieron a la CEDH a presentar una queja por la desatención que recibió en el Hospital regional de Cuetzalan
Sábado, 30 de Septiembre de 2017 07:52
|
Municipios Puebla

En el municipio de Cuetzalan , familiares de la menor de 16 años a quien se murió el bebé en el vientre, acudieron a la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) a presentar una queja por la falta de atención en el Hospital General de Cuetzalan, en donde por más de ocho días la joven mantuvo el producto en el vientre por la falta de un especialista que la atendiera.

Los papás consideraron que los médicos cometieron una negligencia  al mantener a la menor mucho tiempo con el bebé muerto en el vientre, situación que la puso en riesgo de presentar una complicación.

Además se quejaron de la falta de información de parte del personal, quienes nunca explicaron cual era la situación real del problema, luego de darle a conocer el diagnostico. Consideraron ilógico que en un hospital general,  no hay un medico especialista que pueda atender una emergencia.

La queja fue presentada en contra de la Secretaria de Salud y de los directivos del Hospital General de Cuetzalan por las irregularidades observadas, y pese a la explicación que dio la Secretaria de Salud en Puebla sobre los procedimientos y atención que se efectuaron para la atención de la menor de 16 años.

Explicación de la Secretaria de Salud

La Secretaría de Salud del Estado de Puebla informa que la paciente de 16 años de edad, internada en el Hospital General de Cuetzalan, presentó diagnóstico de óbito fetal con 35 semanas de gestación, mismo que no es indicativo para realizar cesárea, por lo que fue necesario iniciar trabajo de parto con medicamento para evitar complicaciones a la salud de la madre.

Este martes a las 13:15 horas el producto fue expulsado mediante parto, sin complicaciones, debido a que fue hasta ese momento en que la madre tuvo la dilatación necesaria para concluir el proceso.

La menor ingresó el 22 de septiembre a las 23:40 horas al nosocomio, realizando de manera inmediata un ultrasonido, con el cual se determinó que el feto no registraba latidos, es decir que antes de ingresar al hospital el producto ya había fallecido. De acuerdo con la menor, antes de su ingreso al hospital, acudió con una partera empírica.

Actualmente la paciente se encuentra estable, bajo vigilancia médica, sin complicaciones en su salud. Es importante mencionar que la familia de la madre estuvo al tanto y conforme con el procedimiento médico que se debía seguir para garantizar el bienestar de la menor.

Vistas: 256