*

Jueves, 14 de Diciembre de 2017

Indaga CNDH entrega opaca de despensas por sismo en Puebla

Además detectó lentitud por parte del INAH para autorizar la demolición de inmuebles históricos dañados y que representan un riesgo para la población.
Lunes, 9 de Octubre de 2017 20:16
|
Patricia Méndez

Falta de transparencia en la entrega de víveres y lentitud por parte del INAH para autorizar la demolición de inmuebles históricos dañados por el sismo del 19 de septiembre, detectó la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en Puebla, por lo que ya abrió una investigación.

Vecinos del municipio de Tochimilco acusaron el 24 de septiembre pasado a empleados del municipio de Puebla de intentar robarse despensas, cuando grabaron a una camioneta que cargaba víveres y tenía logotipos oficiales cubiertos con cartones. El ayuntamiento rechazó los señalamientos.

Cabe señalar que los principales centros de acopio que se instalaron en la entidad ante la contingencia estuvieron a cargo del gobierno del estado y la administración capitalina, mientras que otros eran de universidades y particulares.

Detectan anomalías en apoyos por el sismo

Entre el 19 de septiembre y el seis de octubre, la CNDH realizó una investigación en los municipios de Chietla, Atlixco, Atzala, Huejotzingo, Izúcar de Matamoros y Tilapa, pues recibió quejas de manipulación de los víveres para las familias damnificadas.

Durante los recorridos, los visitadores del organismo no recibieron denuncias por escrito, sin embargo abrieron quejas por oficio, las cuales se desprenden de nueve actas circunstanciadas, mediante las que se constataron reuniones entre víctimas y autoridades, recorridos en zonas de desastre, en albergues y centros de acopio, además de brindar atención psicológica.

Como conclusión de la supervisión, la Comisión detectó “falta de transparencia en la entrega de apoyos”, aunque se reservó los datos de los denunciantes y cada caso mientras concluye la indagatoria, según refirió Miguel Ángel Paredes, jefe de Información del organismo.

A esa situación se debe sumar la falta de coordinación entre las autoridades locales y las del INAH para dictaminar cuáles inmuebles históricos deben ser demolidos por los daños estructurales que tienen, así como lentitud por parte del instituto en otorgar los permisos necesarios.

Entre las anomalías, también fue detectada poca coordinación para entregar la documentación solicitada para la demolición de casas habitación.

Hasta un mes deben esperar en Chietla

Un caso es el del municipio de Chietla, pues el INAH indicó que el censo y el periodo de evaluación de los edificios afectados tardará un mes, según indicó el alcalde Edgardo Ponce Cortés.

El fenómeno geológico provocó daños en por lo menos cinco iglesias, en los arcos del zócalo, entre otras construcciones, expuso el edil. Apuntó que, sin ser especialista, hay inmuebles que ya no pueden salvarse y necesitan ser demolidos pues representan un riesgo para la población.

Explicó que el personal del INAH ya acudió y le notificó que será en un mes cuando concluya la evaluación, pues su intención no es terminar con el patrimonio histórico, sino agotar las posibilidades de restauración.

Sobre la entrega de despensas, el alcalde comentó que no ha habido problemas, pero estimó que los víveres que tiene sólo alcanzarán para esta semana, por lo que solicitó a las autoridades estatales apoyarlos con más despensas en los días próximos.

El martes termina dictamen en Atlixco

En Atlixco el panorama es distinto, de acuerdo con el presidente municipal José Luis Galeazzi Berra, quien refirió que será el próximo martes cuando concluya el censo y periodo de evaluación del INAH.

Explicó que de los más de mil 500 inmuebles afectados, 51 están en el catálogo del INAH, los cuales sufrieron daños parciales pero en otros casos totales.

El edil recordó que la mayoría de las construcciones se encuentra en el centro de Atlixco y en Metepec, que fueron las zonas con más afectaciones.

Vistas: 190