*

Miércoles, 13 de Diciembre de 2017

Desde 2013, Puebla en el top ten de homicidios de mujeres: Sinais

Según el Sistema Nacional de Información de Salud, de 2012 a 2015 fueron asesinadas 10 mil mujeres en todo el país, de las cuales 3.4%, vivía en Puebla
Viernes, 24 de Noviembre de 2017 14:35
|
Samantha Páez

En 2012 Puebla se encontraba en los últimos lugares a nivel nacional en homicidios de mujeres, pero a partir del año siguiente se ubica entre los diez estados con más casos,  de acuerdo con estadísticas del Sistema Nacional de Información de Salud (Sinais).

Pérdida de valores, causa de feminicidios: obispo de TehuacánHay estados que están peor que Puebla en feminicidios: IPMLos datos del Sinais -elaborados con los certificados de defunción de la Secretaría de Salud, actas del registro civil e información del Ministerio Público- revelan que de 2012 a 2013 los homicidios de mujeres aumentaron 66%, al pasar de 62 casos a 103 en tan solo un año.

Con esa escalada de violencia, la entidad se colocó en el noveno sitio a nivel nacional en asesinatos de mujeres. Para 2014 se ubicó en el octavo lugar y para 2015 en el décimo.

El lugar donde las poblanas son más vulnerables es en sus casas, puesto que una de cada tres murió allí; después en la vía pública, donde mataron a una de cada cuatro.

Según el Sinais el grupo poblacional al que más asesinan es: mujeres en unión libre de 26 a 40 años. En cuanto a escolaridad es más común el asesinato de mujeres con estudios de primaria (36%) y que no trabaja (44%).

Para la coordinadora del Observatorio Nacional Ciudadano del Feminicidio (ONCF), María de la Luz Estrada Mendoza, el incremento de la violencia contra las mujeres en Puebla es evidente por la gran cantidad de feminicidios: 324 casos de 2012 a la fecha.

Por ello reclamó que no se decretara la alerta de género en el estado, a pesar del alza en homicidios y feminicidios.

Crece violencia contra mujeres

Según el Sistema Nacional de Información de Salud, de 2012 a 2015 fueron asesinadas 10 mil mujeres en todo el país. De ellas ,3.4%, es decir, una de cada 30 vivía en el estado de Puebla.

Durante 2012 las entidades federativas que concentraban una mayor cantidad de homicidios de mujeres eran: México (13.9%), Coahuila (8.7%), Tamaulipas (5.9%), Jalisco (5.4%), Nuevo León (5.3%), Chiapas (4.8%), Colima (4.8%), Veracruz (4.5%) y Oaxaca (3.4%). Puebla se encontraba en el lugar 18 a nivel nacional.

Sin embargo para 2013 –a mitad del gobierno de Rafael Moreno Valle Rosas- el estado desplazó a Tamaulipas, Veracruz, Guanajuato, Morelos, ciudad de México, Durango, Michoacán, Sinaloa y Baja California. Con lo cual se colocó en la novena posición, al concentrar 3.9% de todos los homicidios de mujeres.

Para el año siguiente subió una posición, llegando al octavo lugar en asesinatos de mujeres. Durante ese año se reportaron 94 casos, que representaron el 4.05% del total. En 2015 se contabilizaron 89 víctimas -3.8% del total nacional- y la entidad pasó al décimo sitio.

A diferencia de lo que ocurrió a nivel estatal, en México a partir de 2013 los homicidios  de mujeres disminuyeron de forma paulatina. En 2012 se contabilizaron 2 mil 766 casos; para 2013 bajaron a 2 mil 611 (5.6% menos); al siguiente año volvieron a bajar a 2 mil 354 (9.8% menos), y en 2015 fueron 2 mil 277 casos (una disminución de 3.2%).

Mayor riesgo en el hogar

La información proporcionada por el Sinais muestra que es en el hogar donde ocurre la mayor parte de los asesinatos de mujeres: uno de cada tres. El siguiente lugar de riesgo es la vía pública (25%), después “otro lugar” (20%) y luego los hospitales de la Secretaría de Salud.

Con respecto al sitio donde ocurrió la lesión que mató a las mujeres, es también el hogar donde cuatro de cada diez fueron heridas. En la vía pública aconteció una de cada cuatro lesiones y en “otro lugar”, una de cada seis.

Abigail Báez Madrigal, criminóloga con 22 años de experiencia, dijo durante una entrevista que los homicidios de mujeres en el hogar están relacionados con la violencia de pareja.

“Si es por pareja sentimental (el homicidio) generalmente es en el lugar de convivencia, aunque después ellos (los victimarios) hacen lo posible por deshacerse del cuerpo, las van a aventar o las cortan en pedazos para tirarlos en parte, eso ya hace público el hallazgo”, agregó.

En ambos casos los homicidios podrían tratarse de feminicidios, ya que en el Código Penal de Puebla dos de las causales son que “haya existido entre el activo y la víctima una relación sentimental, afectiva o de confianza” y “que el cuerpo de la víctima sea expuesto o exhibido en un lugar público”.

Otro dato que aporta el Sinais es que Puebla registró 20 casos con violencia previa al asesinato de la mujer, la mayoría de ellos cometidos en el hogar. Esto coloca a la entidad en la cuarta posición nacional en cuanto a homicidios con antecedentes de violencia familiar.

Si se toma en cuenta que otra de las causales de feminicidio es “que existan antecedentes o datos de violencia en el ámbito familiar, laboral, escolar o cualquier otro del sujeto activo en contra de la víctima”, de igual forma estos casos podrían encuadrarse en el tipo penal.

El perfil de las víctimas

En cuanto a las edades, el grupo poblacional más afectado en Puebla son las mujeres de 26 a 40 años, principalmente en unión libre. Las asesinaron a plena luz del día: de las 13 a las 16 horas.

La escolaridad de las víctimas de homicidio de 2012 a 2015 fue: primaria (36%), secundaria (15.8%), sin escolaridad (14.5%), universidad y postgrado (12%), bachillerato (11.5%) y sin especificar (6.2%).

Mientras que la mayor parte -44.7%- no tenía empleo, 18.7% se dedicaban a los servicios personales y vigilancia;  6.8% al comercio y 4.3% eran profesionistas o técnicas.

Olga Nayeli Sosa Romero cumple con varias de estas características del perfil de víctimas en Puebla: tenía 35 años, no trabajaba porque estaba estudiando su segunda carrera, padeció violencia previa por parte del victimario y fue asesinada en su hogar.

A Olga la mató su esposo a golpes el 9 de junio de 2014; luego cercenó el cuerpo en pedazos, subió los restos al coche y manejó una hora y media de la ciudad de Puebla hasta el municipio de Huaquechula, donde finalmente los roció con gasolina y les prendió fuego.

Alejandra, la hermana de Olga Nayeli, sostuvo que hasta la fecha no han recuperado lo que queda de su hermana, debido a que el victimario sigue solicitando que se realicen pruebas a sus restos.

Puebla, sin alerta de género

Sobre los datos del Sinais María de la Luz Estrada, coordinadora del ONCF, manifestó que sí hay evidencia de un incremento en el asesinato de mujeres; no sólo por las cifras de la Secretaría de Salud, sino también por el conteo hemerográfico que lleva el Observatorio de Violencia Social y de Género de la Universidad Iberoamericana de Puebla.

De acuerdo con el Observatorio de la Ibero de enero 2010 a septiembre de 2017 se registraron 457 feminicidios, lo que representa un aumento de más del 200% de asesinatos de mujeres.

A pesar de esta situación no se decretó en el estado la Alerta por Violencia de Género contra las Mujeres (ACGM), como lo solicitaron el Instituto de Psicología Jurídica y la organización Todos para Todos en marzo de 2016. Aunque sí se establecieron ocho recomendaciones adicionales.

“En el caso de Puebla lo que sucedió fue que la autoridad, en apariencia, sí cumplió con los indicadores (…) y la peticionaria no amplió la problemática y de hecho lo que hizo la Conavim fue dar medidas adicionales, porque sí han crecido los feminicidios y las recomendaciones que en ese momento se dieron quedaron rebasadas”, sostuvo Estrada Mendoza.

Debido a que el ONCF quedó inconforme con que no se decretara la alerta de género para el estado, el pasado 15 de noviembre solicitó de nueva cuenta el mecanismo para Puebla pero añadiendo la problemática de la desaparición de mujeres.

Vistas: 474