*

Jueves, 14 de Diciembre de 2017

Hospital Urbano de Huauchinango, hacinado y con mal servicio

Personas que acuden al nosocomio pusieron como ejemplo que solo hay un sanitario para 450 personas.
Lunes, 4 de Diciembre de 2017 16:50
|
Leticia Ánimas Vargas

Huauchinango, Pue.- Usuarias del Seguro Popular y beneficiarias del programa Prospera se quejaron del hacinamiento en el que son atendidas en el Hospital Urbano de Huauchinango donde, indicaron, sólo hay un sanitario disponible para más de 450 personas que llegan a ese sitio cada día.

Ante las miradas de dos policías que custodian la entrada del viejo Centro de Salud, ubicado en la calle Nigromante en la colonia La Cumbre, donde estaban formadas desde las primeras horas de este lunes, las mujeres indicaron que desde hace dos meses sólo funciona un baño para la población –masculina y femenina- que acude a este lugar.

Con la llegada de los trabajadores de Jurisdicción Sanitaria, se habilitaron como lugares de consulta dos pequeños espacios que servían como dormitorios a los residentes cuando había pacientes internados. A estos hay que llegar a través de las escaleras que no son aptas para el acceso de personas con capacidades diferentes.

En cada consultorio, dijeron, hay un médico y dos enfermeras que dan unas 40 consultas diarias aproximadamente, además de otras atenciones que se les requieren. Pero no hay un lugar especial para las enfermeras, como debería.

La situación se complica debido a que ninguna persona debe estar en los pasillos, sólo en la sala de espera y también se redujo el espacio destinado a vacunación y promoción de la salud.

Cada beneficiario de Prospera, explicaron, debe acudir dos veces al año a consulta médica, cuando están sanos, pero las embarazadas y quienes padecen una enfermedad crónico degenerativa deben ir una vez al mes, además de su consulta regular cada seis meses.

“En los ocho consultorios se reciben unas 450 personas diariamente, porque llegamos los pacientes y nuestros acompañantes, más los que vienen a consulta dental, vacunación, talleres comunitarios, además del personal. Así que entran a este edificio unas 530 personas al día. Es un lugar reducido, incómodo y sólo hay un baño, viejo y a veces sucio para todos”,  precisaron.

No obstante, consideraron que la atención de los médicos, las enfermeras y las encargadas de trabajo social es “aceptable”, pero son muchas las horas que deben esperar para tener una consulta debido a que las citas están saturadas y los médicos son pocos, y la espera se hace más difícil porque están “apretados”.

Además, a las que son derechohabientes del Seguro Popular,  difícilmente les llegan a surtir sus recetas completas porque lo más común es que no haya uno o dos de los medicamentos que les son prescritos, situación que fue corroborada por trabajadores del sector que argumentaron que ésta es una deficiencia que se registra a nivel nacional. Precisaron que en Huauchinango, de las 195 claves de medicamentos que deben tener, apenas hay el 75 por ciento.

En el viejo Hospital Urbano de Huauchinango atienden a una población de 19 mil beneficiarias de Prospera y del Seguro Popular en horario de 8 de la mañana a la una de la tarde en ocho consultorios y en este mismo lugar, desde hace dos meses, funcionan las oficinas administrativas de la Jurisdicción Sanitaria Número 1 a la que acuden empleados de los 18 municipios de su área de influencia.

Vistas: 1232