*

Domingo, 15 de Julio de 2018

Se desborda el fervor guadalupano en Venustiano Carranza

Por onceava ocasión se desarrolla la caminata guadalupana de la Uno, cientos de peregrinos hicieron el recorrido en honor a la virgen de Guadalupe
Martes, 12 de Diciembre de 2017 13:01
|
Leticia Ánimas Vargas

Venustiano Carranza, Pue.- A Lourdes no le importa venir de lejos. Su fe hacia la Virgencita de Guadalupe hace que cada año recorra, con miles de personas, las calles de la ciudad Lázaro Cárdenas, conocida por muchos como  La Uno. Es oriunda de El Tumbadero, una pequeña comunidad perteneciente a Venustiano Carranza.

“Aún puedo caminar y mientras nuestra madrecita nos preste vida seguiré viniendo”, asegura la mujer de 68 años, que avanza al lado de su nieto, Héctor, el más chico de la familia.

Sus rostros lo dicen todo. Cantan a La Morenita del Tepeyac entre la multitud que se ha sumado a este recorrido. Un rebozo le cubre parte del pecho y la espalda, no le teme al frío, raro, muy raro en esta zona de la sierra baja a la que muchos consideran como la sede del calentamiento global, quizá por eso cala más.

La Guadalupana, Adiós Reina del Cielo, Buenos Días Paloma Blanca, entre otras canciones se escuchan sobre las avenidas. Al ritmo de la banda de viento, miles de peregrinos de 20 comunidades y dos juntas auxiliares se han sumado a un enorme contingente. Unos cantan, otros rezan, otros más se alejan de la multitud para ir en la gustosa plática.

Doña Lulú tiene seis años participando en esta actividad religiosa. Su devoción a María de Guadalupe no la deja rendirse.

Al fin llegan a la iglesia de San Pedro y San Pablo, en donde habrá una misa solmene. Los cohetes no paran. Los aplausos haces más emotivo el momento, el fervor guadalupano es cada vez mayor.

Con esta es la procesión número 11 en honor a la virgen de Guadalupe,  Esta actividad multitudinaria, es organizada por la familia Valencia, que ha gobernado el municipio desde el año 2008. La marcha fue encabezada por los hermanos Vicente, Rafael, Jorge y Marcos, así como sus padres doña Fe y don Rafael.

Según los participantes, esta peregrinación es de las más numerosas que se realizan en el municipio y en la región, porque así “demuestran amor a la madre de los mexicanos”.

La caminata se realizó horas después de la cabalgata encabezada por el mismo grupo. Unos mil 500 jinetes recorrieron los siete kilómetros que separan a las comunidades de San Rafael y Agua Fría. 

Vistas: 967