*

Domingo, 18 de Noviembre de 2018

Devastan bosque, en Cuetzalan, hay especies en riesgo de extinción

Lo anterior fue dado a conocer por el Comité de Ordenamiento Territorial Integral de Cuetzalan (COTIC) señalando el delito ambiental contra el cerro Octimaxal en la comunidad de Xocoyolo.
Martes, 16 de Enero de 2018 14:59
|
Leticia Ánimas Vargas

Cuetzalan, Pue.- Aunque lo denunciaron oportunamente, la Procuraduría Federal de Protección al  Ambiente (Profepa) ha omitido tomar acciones para frenar la devastación de un amplio sector de bosque mesófilo de montaña y la destrucción de helechos arborecentes -especie en peligro de extinción- que se ha hecho en dos obras privadas en el municipio de Cuetzalan.

Lo anterior fue dado a conocer por miembros del Comité de Ordenamiento Territorial Integral de Cuetzalan (COTIC) que señalaron que los delito ambiental contra el cerro Octimaxal en la comunidad de Xocoyolo y contra la especie registrada en la NOM-059 que cataloga a las especies en categoría de riesgo ocurrieron en la tercera semana de noviembre y la primera de diciembre de 2017.

 

Según la denuncia del COTIC el bosque mesófilo fue talado pese a encontrarse en un lugar destinado a la conservación ambiental.  Se sabe que esta acción “reprobable” se hizo sin permiso alguno y violando las disposiciones del Programa de Ordenamiento Ecológico Territorial de Cuetzalan (POET).

“La zona devastada pertenece a una Unidad de Gestión Ambiental con la política ambiental de Conservación identificada como 02-Xoco-02.  El POET determina no cambiar ni modificar el uso natural del suelo en el que solo se pueden ejecutar acciones y actividades que vayan a mantener y asegurar la calidad ecológica del bosque, la conservación de las especies animales y mantener la calidad ecológica de los manantiales”, precisaron.

Los miembros del COTIC explicaron que el bosque mesófilo devastado, pertenece a una zona de cuenca alta cuya importancia radica en los manantiales que abundan y abastecen de agua a la población cuetzalteca, que se verán afectados con esta devastación, y previeron que se detonarán otros problemas por la interrupción de los ciclos naturales del agua, de la flora y la fauna y los servicios ambientales que da el cerro Octimaxcal.

Además “estropeó el paisaje”, antes de llegar al Pueblo Mágico de Cuetzalan, por la carretera federal Puebla-Cuetzalan, pasando la entrada a Xocoyolo es en este lugar donde se puede ser testigo de este ecocidio, indicaron.  

Y la historia, dijeron, se repitió en el Barrio de Cuapech, abajo de la caseta de turismo de la cabecera municipal, donde presuntos militantes de Antorcha Campesina derribaron todos los helechos arborescentes, también conocidos como pezmas o  chicomeyolotl (siete corazones), una especie que data de la prehistoria y que está en peligro de extinción. Esto también sin permiso del ayuntamiento, según les informó el regidor de Ecología.

El Comité de Ordenamiento Territorial Integral de Cuetzalan realizó la denuncia correspondiente y argumentó el delito ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), pero siguen esperando que dicha instancia proceda a sancionar y tome medidas para frenar y prevenir la comisión de los ilícitos contra el medio ambiente.

 

Vistas: 2865