*

Viernes, 23 de Febrero de 2018

Villas Cuetzalan se deslinda de devastación en bosque mesófilo

Un representante del hotel dijo que la zona en la que se talaron árboles no pertenece a la dueña de la empresa.
Miércoles, 17 de Enero de 2018 19:16
|
Leticia Ánimas Vargas

Cuetzalan, Pue.- A través de su representante legal, el Hotel Villas Cuetzalan se deslindó de la devastación de una porción de bosque mesófilo de montaña ocurrida en el cerro Octimaxal en la comunidad de Xocoyolo, y rechazó que vaya a ampliar sus instalaciones como lo denunciaron miembros del Comité de Ordenamiento Territorial Integral de este municipio (COTIC). 

A través de las redes sociales y en entrevista telefónica con este medio de comunicación, Carlo Foose Derec aclaró que el predio donde se talaron árboles y otras especies del ecosistema, también conocido como bosque de niebla, no pertenece a su representada y que se encuentra a 500 metros de sus instalaciones ubicadas en un terreno de 14 hectáreas debidamente conservadas.

Indicaron que de manera errónea se les involucró en el presunto ilícito denunciado por el COTIC debido a que “el Hotel Villas Cuetzalan no es el propietario de dicho predio, no está en ampliación y no es el dueño la persona mencionada en la nota (Rigoberto Cordero)”, por lo que no tienen nada que ver en el asunto.

Además anunció que se pondrá en contacto con los miembros del COTIC y su representante “para que aclare dicha denuncia o procederemos legalmente”.

Foose Derec indicó que la persona señalada como presunto responsable de los hechos por el COTIC es un vecino del Hotel Villas Cuetzalan. “Hay un predio colindante y luego sigue el de él. Pero en ningún momento el hotel llega hasta allá. Estamos hablando que está más o menos a 400 o 500 metros de distancia”, y se extrañó de haber sido señalados porque indicó que los representantes del Comité conocen bien la propiedad de su representada.

Desde noviembre pasado, el COTIC denunció la devastación de un amplio sector de bosque mesófilo de montaña y, en diciembre de 2017, la destrucción de helechos arborecentes -especie en peligro de extinción- que se ha ocurrido en el municipio de Cuetzalan en dos obras privadas.

En el caso de la tala y quema ocurrida en el cerro Octimaxal en la comunidad de Xocoyolo, indicaron que el bosque fue dañado a pesar de encontrarse en una zona destinada a la conservación y violando las disposiciones del Programa de Ordenamiento Ecológico Territorial de Cuetzalan (POET).

“La zona devastada pertenece a una Unidad de Gestión Ambiental con la política ambiental de Conservación identificada como 02-Xoco-02.  El POET determina no cambiar ni modificar el uso natural del suelo en el que solo se pueden ejecutar acciones y actividades que vayan a mantener y asegurar la calidad ecológica del bosque, la conservación de las especies animales y mantener la calidad ecológica de los manantiales”, precisaron.

Además de que el lugar talado corresponde a una zona de cuenca alta cuya importancia radica en los manantiales que abundan y abastecen de agua a la población cuetzalteca, además de que interrumpieron los ciclos naturales del agua, de la flora y la fauna y los servicios ambientales que del cerro Octimaxcal.

Vistas: 561