*

Domingo, 23 de Septiembre de 2018

Reiteran indígenas que lucha contra megaproyectos es pacífica

Participaron unas 3 mil personas en la 24 Asamblea del Territorio y por la Vida que se realizó en Tlatlauquitepec
Lunes, 19 de Marzo de 2018 10:41
|
Leticia Ánimas Vargas

Tlatlauquitepec, Pue.- A pesar de la criminalización y el uso de grupos de la delincuencia organizada que pretenden amedrentar su lucha indígenas nahuas y totonakus de la Sierra Norte de Puebla refrendaron su compromiso de seguir resistiendo de “manera pacífica” contra los megaproyectos de la industria extractiva que amenazan sus territorios.

Durante la 24 Asamblea del Territorio y por la Vida que se realizó este domingo en Tlatlauquitepec en la que participaron unas 3 mil personas provenientes de 254 comunidades poblanas y veracruzanas que serán afectadas por la instalación de mineras, hidroeléctricas y la extracción de hidrocarburos, se manifestaron contra su imposición y reivindicaron el carácter pacífico y legal de su rechazo a los que han denominado “proyectos de muerte”.

Se eligió Tlatlauquitepec porque sus habitantes también se han opuesto a la entrega de más de 9 mil 900 hectáreas de su territorio, que equivalen al 40.5 por ciento, a diferentes empresas como Grupo Ferrominero, Minera Autlán, Mexican Silicates, Minas Santa Martha, la minera Real de Gemas, S.A. DE C.V., para extraer cobre, zinc, oro, plata, plomo,  y cuarzo, feldespato, manganeso, barita y caolín.

En la reunión se dio a conocer el estado de la Carpeta de Investigaciones que inició la CFE ante la Procuraduría General de la República en contra de 8 miembros del Comité de Ordenamiento Territorial de Cuetzalan (Cotic) y del MIOCUP-CNPA bajo el supuesto delito de “obstrucción de obra pública” de una subestación y una línea de transmisión de energía eléctrica que atravesaría el territorio de ese municipio y el de Ayotoxco hasta llegar a Veracruz.

La resistencia contra esta obra se prolongó por más de 10 meses y obligó a las autoridades municipales cuetzaltecas a dar marcha atrás a los permisos de cambio de uso de suelo que ya habían otorgado y además permitió mostrar la forma de vida y de organización que defiende el pueblo maseual, explicaron.

Pero además mostró cómo el gobierno y las empresas están respondiendo a la lucha “legítima, legal y no violenta de los pueblos” con acciones que pretenden amedrentarlos para lograr que desistan de su movimiento de defensa del territorio ejercido a partir de instrumentos como el Programa de Ordenamiento Territorial Integral, que ha permitido preservar su modo de vida campesino e indígena.

La insurgencia pacífica de los pueblos, añadieron, lleva más de cinco años y ha impedido que se pisotee el derecho a la autodeterminación “que los indígenas tenemos sobre nuestros territorios” realizando acciones jurídicas contra las autoridades y las empresas.

Sin embargo, consideraron, hay en marcha una reacción agresiva de criminalización para amedrentar esta lucha y además han crecido las acciones del crimen en la región y especialmente los ataque contra la Unión de Cooperativas de Tosepan, como un incendio en sus instalaciones y el ataque con armas de fuego contra dos de sus integrantes.

Ante ello, dijeron se han rodeado de la solidaridad de organizaciones nacionales y extranjeras para continuar unidos con la defensa del territorio “luchando con valentía desde la paz y la No-violencia”.

En la asamblea participaron además Sheryl Ángel, representante del pueblo Lakota que en Dakota del Norte mantiene una lucha contra el gasoducto Dakota Access y los abogados Francisco López Bárcenas y Samuel Porras Rugerio.

MJ

Vistas: 713