*

Jueves, 15 de Noviembre de 2018

Así se enteró Puebla de sus policías municipales infiltradas

En menos de dos meses el gobierno del estado tuvo que asumir la seguridad de San Martín Texmelucan, Amozoc y Ciudad Serdán, por la corrupción ligada a la delincuencia organizada.
Jueves, 21 de Junio de 2018 21:54
|
Claudia Lemuz

Los alcaldes de San Martín Texmelucan, Amozoc y Ciudad Serdán están en la mira de la Fiscalía General del Estado (FGE) después de que el gobierno estatal tomara el control de la Seguridad Pública en esos municipios. Sus corporaciones fueron infiltradas por la delincuencia organizada y sus regiones escenario para ejecuciones, decapitados, descuartizados, secuestros, homicidios, feminicidios, atracos al tren, robo a transporte de carga y a ductos de Pemex.

Estado asume mando, tras ejecución de seis policías de Amozoc(VIDEO) Aparecen dos cuerpos embolsados en el zócalo de TexmelucanLos criminales incluso ejecutaron el 15 de junio a seis uniformados en Amozoc, un día después de denunciar al comandante Javier N. ante la Contraloría Municipal de tener vínculos con la mafia que ordeña y comercializa gas L.P.

Días después, a través de un vídeo, también señalaron al edil José Cruz Sánchez de estar coludido con la mafia.

En 2017, durante el arranque de su gobierno, Antonio Gali Fayad reconoció la problemática del “Triángulo Rojo” –llamado así por la ordeña y comercialización de gasolina y gas L.P.

El cierre del ducto Minatitlán el año pasado por parte de Pemex, no acabó con los grupos delincuenciales, solo los hizo migrar a otras demarcaciones como San Martín Texmelucan o diversificar sus delitos al robo de trenes en Cañada Morelos y Ciudad Serdán.

Ahora el saqueo de vagones es un delito frecuente que une a comunidades enteras ubicadas cerca de las vías, al grado que los líderes de las bandas mandan por delante a mujeres y niños para evitar los enfrentamientos con la Policía Federal y el Ejército Mexicano. Aquí las policías municipales no intervienen; “se trata de un delito federal”, aseguran.

Para llegar a San Martín Texmelucan y Amozoc solo hay que recorrer la autopista México-Puebla. Mientras que Serdán se encuentra a 90 minutos del “Triángulo Rojo”. Avanzando sobre la misma vialidad pero rumbo a Orizaba, a la altura de Acatzingo o Esperanza, se puede llegar al municipio que a partir de este jueves es vigilado por policías estatales.

La toma de las corporaciones en los tres municipios arroja un saldo de seis mandos detenidos y 107 policías municipales de Texmelucan internados en el penal de máxima seguridad de Tepexi de Rodríguez. Otros 34 de Amozoc, están siendo evaluados en la academia de policía General Ignacio Zaragoza para que la Fiscalía General del Estado defina si los libera o presenta ante el juez de control.

Los oficiales de Texmelucan enfrentan cargos por usurpación de funciones porque carecían de exámenes de control y confianza y su nombre no figuraba ni en el Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Miguel Ángel N. y Sinué Jerónimo N., mandos policiales de ese municipio, hoy tienen dos nuevas acusaciones: delitos contra la administración de justicia y conspiración. Ambos ya enfrentaban cargos por ejercicio indebido de funciones públicas, cohecho y abuso de autoridad.

Alfredo N. y Javier N., comandante operativo y comisario de Amozoc, son acusados por espionaje contra las Instituciones de Seguridad Pública y Procuración de Justicia, portación de arma de fuego sin licencia y cohecho.

En Ciudad Serdán Ignacio Tobón, quien se ostentó como supervisor de la Policía Municipal de Ciudad Serdán, enfrenta los cargos de lesiones y abuso de autoridad. Mientras que su comandante está detenido y en espera de que se defina su situación jurídica.

Aunque Puebla tiene algunos años padeciendo el robo y la venta ilegal de combustible, además de balaceras y ejecuciones, fue este año cuando cuerpos descuartizados comenzaron a aparecer en calles de sus municipios. El primer sitio fue San Martín Texmelucan.

La tarde el 19 de marzo, Eduardo, René y Jorge intentaron liberar a Narciso, Genaro e Irving, quienes fueron detenidos por colocar una manta con un mensaje del Cartel de Jalisco Nueva Generación en el puente de la entrada principal al municipio de Texmelucan.

Minutos después de colocar la manta, un policía municipal que sorprendió en flagrancia a los tres sujetos inició una persecución para darles alcance. Con el apoyo de los refuerzos se logró la detención de Narciso M, Genaro H e Irving J.

Cuando eran llevados a la comisaría, se toparon con Eduardo, Genaro e Irving, quienes viajaban a bordo de una camioneta Ford Edge. Los tres se enfrentaron a los policías para obtener la liberación de los detenidos con la venia del “comisario fantasma”.

Cuando también iban a ser asegurados, el comisario de Seguridad Pública de San Martín Texmelucan -ahora preso-, Miguel Ángel Jacinto, vía radio dio la orden de dejarlos en libertad.

Los oficiales llegaron a la comandancia con los tres detenidos inicialmente: Narciso, Genaro e Irving. Atrás de ellos entraron Eduardo, René y Jorge, quienes de acuerdo con videos de seguridad gritaron que les entregaran a los detenidos o “se los iba a cargar la chingada”.

Fue entonces que el ex comisario Miguel Ángel Jacinto pidió ayuda de la Federación y el Estado para blindar las instalaciones de la Policía Municipal, sin que nadie se presentara.

La carpeta de investigación indica que minutos después de las 20:00 horas, tres camionetas a las afueras de la comisaría con tripulantes fuertemente armados se llevaron contra su voluntad a Eduardo, René y Jorge.

Narciso, Genaro e Irving fueron puestos a disposición del Juzgado Calificador por la colocación de la narcomanta y pagaron una fianza de apenas 89 pesos para salir en libertad. La orden de pagar esa cantidad fue del hoy ex director de Gobernación, Marco Antonio C, detenido en sesión de cabildo del 18 de mayo.

Los detenidos por la colocación de la narcomanta salieron de la comandancia a las 23:00 horas del 19 de abril a bordo del automóvil en el que habían sido detenidos.

A las 00:21 horas del 20 de abril, el Centro de Emergencias y Respuesta Inmediata recibió el reporte de tres cuerpos desmembrados sobre la avenida Xicoténcatl y bulevar Bernardo González Pérez.

La Fiscalía General del Estado determinó tras la necropsia, que los hombres fueron destazados vivos y que se trataba de Eduardo, René y Jorge, ligados a la banda huachicolera “Los Villegas”, cuyo líder ya fue detenido por elementos de la Policía Estatal.

Tras la audiencia de más de 12 horas, el director de Gobernación, Marco Antonio Ávila Cruz y la responsable del centro de monitoreo de Seguridad Pública Municipal, Sandra López Olvera quedaron vinculados a proceso porque desde sus cargos favorecieron a Narciso, Genaro e Irving, quienes sólo enfrentaron faltas administrativas y por obstruir el acceso a evidencias videográficas y documentales para agilizar la investigación de los homicidio de Eduardo, René y Jorge, localizados el 20 de abril sobre la vía pública.

Lo anterior, después de que autoridades estatales solicitaron videos de las cámaras de vigilancias a las autoridades de Texmelucan para investigar los hechos relacionados con los cuerpos arrojados al zócalo y las calles en cuatro ocasiones distintas, y la respuesta fuera que carecían de la evidencia.

Fue el dos de mayo cuando el gobierno estatal tomó el control de la Seguridad Pública. A partir de ese momento varios funcionarios han sido detenidos, los regidores intentaron ampararse y el edil Rafael Ramírez Núñez presentó su licencia al cargo.

 

La madrugada del 10 de mayo, el cuerpo de un hombre decapitado fue arrojado en la vía pública, sobre el monumento a Gustavo Díaz Ordaz, ubicado sobre el bulevar José María Morelos y Pavón, principal acceso del municipio de Ciudad Serdán.

El cuerpo y la cabeza, fueron colocados sobre una manta, en la que anunciaron el inicio de la limpia de la plaza, porque personajes ajenos al Cartel Jalisco Nueva Generación han estado secuestrando y robando tantos transporte como trenes en esa región del estado.

En ese momento, ya era la sexta ocasión en el año que arrojan cuerpos en la vía pública en la entidad.

Los primeros cuatro casos se presentaron en el municipio de San Martín Texmelucan y el quinto cuerpo desmembrado de un hombre fue arrojado en la capilla ubicada en el acceso al municipio de Yehaultepec, a una hora de distancia de Ciudad Serdán.

En Yehualtepec y Serdán circularon a través de redes sociales y vía whatsapp una serie de nombres y apodos de personas de Serdán, Atzitzintla y San Juan Atenco, advirtiéndoles que se cuidaran porque iban a limpiar la zona.

Los mensajes provocaron que en algunas escuelas de la región se suspendieran las clases por temor a que los niños y menores se vieran afectados.

El domingo pasado, federales se enfrentaron a un grupo armado y el saldo fue una patrulla calcinada y otra baleada.

***

El viernes pasado fueron ejecutados seis policías municipales adscritos al ayuntamiento de Amozoc, el cual limita con la capital poblana.

Un grupo de regidores pidió investigar al comandante de Javier Rojas Alonso, quien ahora está detenido.

El edil José Cruz Sánchez fue acusado a través de un video anónimo de ordenar la ejecución de loss uniformados, quienes fueron colocados en fila y boca abajo en un paraje de Amozoc, donde también confiscaron una pipa de gas.

Los policías emboscados respondían a los nombres de David N., Laura N., Antonio N., Miguel N., Arturo N. y Martín N. Sus edades, oscilaban entre los 30 y 40 años.

***

El secretario General de Gobierno, Diódoro Carrasco confirmó que las denuncias directas y anónimas recibidas en el C5 le han permitido al gabinete de seguridad generar el mapa delictivo de la entidad y todos los datos se están investigando, incluidos los que acusan contubernio entre alcaldes y grupos delictivos.

Al tomar el mando en Texmelucan era gobernado el municipio por Rafael Ramírez quien hace unos días solicitó licencia al cargo; en Amozoc sigue al frente José Cruz y en Serdán el presidente interino es Pedro Jiménez, debido a que el titular, Juan Navarro solicitó licencia para ir por uns diputación.

Desde que ordenó tomar el mando en Texmelucan, Gali Fayad advirtió que podría hacer lo mismo en otras zonas para restablecer el orden.

*Con información de La Silla Rota.

GJ

Vistas: 4741