*

Viernes, 21 de Septiembre de 2018

Eduardo mató a su hermanito porque sus papás lo querían más

La Fiscalía busca elementos de prueba para imputar el delito de homicidio al hombre de 25 años
Martes, 11 de Septiembre de 2018 18:24
|
Claudia Lemuz

Coronango, Pue.- Un día después de que el pequeño Julián Salvador desapareció de su casa y fue reportado por su madre, apareció semienterrado a metros de su hogar.

Sujeto mata a golpes a su hijastro de 6 años en Texmelucan Abandonan 3 bebés en municipios de Puebla; solo uno sobreviveFue el domingo por la noche, cuando la Fiscalía General del Estado confirmó que habían localizado en el municipio de Coronango a Julián de solo siete años de edad, lamentablemente, estaba sin vida.

Tras su desaparición, su mamá pidió auxilio a las autoridades y los vecinos, al inicio un tanto escépticos por las cadenas falsas que circulan en redes sociales sobre temas relacionados con el robo de niños.

Aun frente a la resistencia, la mamá de Julián y su pareja colocaron fotografías en varias partes para pedir informes y solicitar apoyo.

Sus vecinos de Misiones de San Francisco, observaron con recelo como tras la desaparición de Julián, su hermanastro Eduardo arrastró un bote de basura con dificultad por la calle. Lo anterior quedó grabado en una cámara de seguridad de la zona.

Por los antecedentes del hombres de 25 años de edad, los vecinos lo enfrentaron para exigirle indicara dónde estaba su hermanito. En ese momento, autoridades intervinieron para evitar que lo lincharan.

Sin embargo, horas más tarde obtuvieron la declaración del acusado, quien dijo haber asesinado a Julián con un bloque, porque estaba celoso de que contaba con la atención no sólo de su mamá, también del padrastro.

De acuerdo con datos de la Fiscalía General del Estado, el asesinato lo cometió bajo el influjo de drogas.

No obstante, intentó ocultar el crimen y por eso sacó de la casa al pequeño en el bote de basura y lo fue a enterrar en las inmediaciones del Periférico Ecológico y la avenida Estación Central.

Sin embargo, el pie del pequeño fue descubierto por habitantes de la zona, quienes pidieron la presencia de las autoridades. Ministeriales llevaron a cabo el levantamiento de cadáver y continúan con las indagatorias para tener pruebas que permitan demostrar la culpabilidad del hermanastro de la víctima.

Tras confirmarse la muerte de Julián, su madre con ayuda de los vecinos realizó este domingo por la noche una misa y hasta hoy, sigue en espera de que le entreguen el cuerpo de su pequeño hijo.

clh

Vistas: 1057