*

Viernes, 21 de Septiembre de 2018

Más de 3 mil personas aledañas al Popo, en riesgo por usar anafres

Las temperaturas alcanzaron los 2 grados bajo cero y no tienen otra forma de aguantar las heladas
Viernes, 14 de Septiembre de 2018 06:44
|
Lena Velázquez

Tochimilco, Pue. Cerca de 3 mil 500 personas de las comunidades de La Magdalena Yancuitlalpan y Santa Catarina Cuilotepec, las más cercanas al volcán Popocatépetl de este municipio, están riesgo ya que debido a las bajas temperaturas de los últimos días, que en algunos casos alcanzaron los menos 2 grados centígrados, deciden prender anafres para calentarse.

Comerciantes de Atlixco, en desventaja ante cadenas, denuncian¡Da el grito! En la feria del mezcal de AtlixcoMaría García Juárez, vecina de la junta auxiliar de Santa Catalina Cuilotepec, declaró a este medio que el frío que se siente en su comunidad la obliga a encender este tipo de sistema de calentamiento, porque es la única forma de sacar la helada de las chozas.

Para la gente de la tercera edad, como Nicolás Romero Jiménez de 65 años, este sistema es algo que se usa desde siempre, por eso tuvieron que pasar por alto las indicaciones hechas por las áreas de protección civil.

Nicolás relató que en su caso es indispensable buscar la manera de calentar su vivienda debido a que su esposa está enferma.

Otro sector fuertemente golpeado por el frío son los menores de edad, quienes en su mayoría en esta comunidad ya se encuentran enfermos de gripa y tos.

Felipa López contó que su pueblo sigue olvidado y que nadie les hace caso, “y la verdad como estamos muy lejos de Tochimilco ni vienen a vernos, ojalá por lo menos nos trajeran unas cobijitas”, dijo.

Admitió estar consciente de que prender los anafres por las noches representa un peligro para ella y su familia, sin embargo, precisó que es la única manera que tienen para protegerse de las heladas que se han registrado en el lugar. “Pues si nos dicen que no pongamos nuestros braceros, pero a ver, que se vengan para acá y que aguanten los fríos. Nosotros quisiéramos no arriesgarnos también”, sentenció.

Los vecinos Santa Catalina son en su mayoría campesinos y las casas están construidas principalmente de madera, por lo que de acuerdo a sus palabras, el frío se cuela a los hogares con mayor facilidad.

Esas comunidades están ubicada a siete kilómetros del cráter del Popocatépetl.

dp

Vistas: 296