*

Martes, 26 de Marzo de 2019

Que viva México, dice Maduro en toma de protesta

Maduro era chófer de autobús y dirigente sindical de 56 años, ahora jurará como presidente
Jueves, 10 de Enero de 2019 10:37
|
Municipios Puebla

Luego de seis años de haber iniciado su primer mandato en medio de los sobresaltos que generó el fallecimiento de su antecesor y padre político Hugo Chávez, Nicolás Maduro arrancó este jueves su controvertido segundo sexenio, en medio de un panorama nada fácil, con una creciente presión internacional y una crisis sin precedentes que ha desatado una de las mayores migraciones.

Inicia programa que ayudará a NINIS con 44 mil mdpINE podría atraer elección de PueblaEn su discurso realizado hoy en la ceremonia de investidura como presidente de Venezuela, Nicolás Maduro destacó la relación de su administración con el Gobierno mexicano, ENCABEZADO por Andrés Manuel López Obrador, en el momento de los agradecimientos a los invitados especiales provenientes de otras naciones.

"Alto representante del Gobierno de Egipto, de la India, de Nigeria, de Qatar, de República Dominicana, de Sudáfrica, Vietnam, Irak, el Líbano, de los Estados Unidos Mexicanos. ¡Que viva México!", declaró. Los asistentes respondieron gritando al unísono "¡Viva!".

Maduro era chófer de autobús y dirigente sindical de 56 años, ahora jurará como presidente ante el Tribunal Supremo de Justicia en un hecho inédito y en abierto desafío a la Asamblea Nacional -controlada por la oposición- que se negó a juramentarlo alegando que su reelección es ilegal y que le advierte que estaría usurpando el Poder Ejecutivo.

Aunque esta mañana cientos de seguidores de Maduro, tanto del gobierno como empleados públicos, con sus características camisetas rojas, se concentraron en los alrededores del máximo tribunal, ubicado noroeste de Caracas, para acompañar al mandatario en la ceremonia.

En contraste, notarias banderas venezolanas y pequeños carteles con el dibujo del rostro del gobernante y la leyenda “Maduro usurpador”, un puñado de opositores se concentró en una vía del este de Caracas para protestar.

Cabe señalar que también hay rechazo de la mayoría de sus vecinos de la región y la Unión Europea que no reconocen su reelección, aunque con el apoyo de sus estrechos aliados como Rusia, China, Turquía, Irán, Cuba y Bolivia, el mandatario izquierdista deberá lidiar desde el primer día de su segundo sexenio con más cuestionamientos y presiones de la comunidad internacional.

Aunque Maduro rechaza que se le catalogue como un dictador y desmerita los cuestionamientos que hacen los opositores y la comunidad internacional al proceso electoral del 20 de mayo en el que alcanzó la reelección. “Tenemos una legitimidad poderosa, histórica, pero además tenemos una legitimidad concreta de votos", señaló en la víspera.

"Tenemos una democracia fuerte", sostuvo el mandatario y anunció que durante su segundo mandato se concentrará en "impulsar los cambios que le hace falta a Venezuela" para alcanzar la prosperidad económica, aunque no ofreció detalles.

Venezuela está sumida en una profunda crisis económica y social con una hiperinflación de siete dígitos y una fuerte recesión que se ha extendido por cuatro años consecutivos. Las dificultades económicas han desatado una masiva migración de venezolanos en la región que Naciones Unidas estima en unos 3.3 millones de personas.

La ONU proyectó que para este año cerca de dos millones de personas más podrían migrar de Venezuela e irse diferentes países de la región. Asimismo, el Fondo Monetario Internacional estima que en el 2019 la hiperinflación podría acelerarse y alcanzar 10 millones por ciento y mantenerse la recesión económica.

Con información de El Financiero

Imagen de Facebook

ES

Vistas: 285