*

Martes, 16 de Julio de 2019

VIDEO Mis asaltantes platicaron antes con los policías: Nadia

Taser y gas lacrimógeno es la defensa de universitarios ante asaltos continuos y policías corruptos
Miércoles, 19 de Junio de 2019 20:04
|
Fernando Castillo

Puebla, Pue.- Alumnos de la Facultad de Medicina de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) denunciaron que elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM) están coludidos con bandas delincuenciales de la zona ya que los suben a la patrulla, les dan la vuelta y a los dos días regresan a atracar con lujo de violencia.

Ante inseguridad, abren módulo de denuncias en Medicina BUAPVIDEO Con pistola eléctrica, universitarias se salvan de asaltoDe acuerdo a los reportes del mismo rector de la máxima casa de estudios, Alfonso Esparza Ortiz, se registran por lo menos tres asaltos diarios contra los alumnos de Ciencias de la Salud.

En un recorrido que hizo Municipios Puebla en la facultad de Ciencias de la Salud de la BUAP, ubicada en la 13 Sur, entre la 31 y 29 Poniente, los universitarios explicaron que ante la ineficacia de las autoridades por implementar operativos en la zona, han tenido que comprar lámparas de choques eléctricos, bastones y gas lacrimógeno para defenderse de los ladrones. También utilizan un grupo de Whatsapp para prevenir a sus compañeros por las calles que no deben caminar.

Los entrevistados, algunos de forma anónima y otros que si revelaron su nombre, exigieron a la presidenta municipal Claudia Rivera Vivanco, refuerce la seguridad en la zona ya que los jóvenes no pueden seguir siendo el blanco del crimen organizado.

En el recorrido que duró aproximadamente dos horas, no se notó la presencia de ningún patrullaje por parte de Seguridad Pública Estatal o Municipal sobre las inmediaciones de Medicina de la BUAP. Los jóvenes caminan con miedo y mucha precaución, es decir, siempre observan hacia atrás y los lados para evitar ser asaltados por los grupos delictivos que operan en la zona.

 

 

Nadia G, acusó que ya ha sido víctima de la inseguridad en tres ocasiones, tanto en la vía pública, así como en el transporte público sobre la 31 Poniente, además reveló que “teme por su vida” ya que los tres asaltos han sido con lujo de violencia, es decir con navaja y pistola, por ello urgió a las autoridades tomar cartas en el asunto de manera inmediata y no esperar a “tapar el pozo, después del niño ahogado”.

La señorita Nadia confió a este reportero que existe colusión por parte de las autoridades con los delincuentes pues los suben a la patrulla, los sueltan y a los pocos días vuelven a asaltar en la zona. Incluso, algunos comerciantes prefieren defender a los amantes de lo ajeno que a los estudiantes.

“Creo que si hay colusión entre los policías y los delincuentes; una vez que me intentaron asaltar sobre la 11 Norte y la 25, enfrente estaba una patrulla y antes de que me asaltara habló con los policías y después me acerqué a ellos ni se movieron y no hicieron nada para agarrarlo”, sostuvo.

Agregó que en las tres ocasiones presentó una denuncia ante la Fiscalía General del Estado (FGE), pero únicamente le han referido dicho que darán seguimiento a su querella y que lo vea en los módulos de la facultad de la BUAP.

“Mi petición es un aumento a la seguridad porque es demasiado deplorable aquí, no hacen caso a las denuncias que se hacen, ni a la atención del asunto a la seguridad que se debe poner esa zona de la Facultad de Medicina”, dijo.

Piden más patrullajes con policías honestos

Otros de los alumnos, Sunem S y Pablo, revelaron que siempre están en grupos y evitan las privadas, pero además portan taser (lámparas de choques eléctricos), gas lacrimógeno ante la falta patrullajes en la zona para prevenir el delito.

Denunció la ausencia de operativos en la zona, pese a que son constantes los atracos contra los estudiantes de Ciencias de la Salud en la 31 Poniente, la 13 y 11 Sur y recordó que solo implementaron por un tiempo ante la petición del rector Alfonso Esparza Ortíz, no obstante, solo fueron tres semanas y después desistieron.

“Les exigimos que haya una regulación en la venta de armas ya que cualquier persona puede portarlas para hacer daño a terceros”.

Por su parte, otra de las alumnas de Nutrición Clínica, quien omitió su nombre por miedo a represalias, pidió a la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco ser más sensible en el tema de seguridad y aplicar exámenes de control y confianza a los policías para evitar que tengan nexos con el crimen organizado.

 

 

clh

Vistas: 1932