*

Domingo, 20 de Octubre de 2019

VIDEO El Espiga controla red de corrupción del penal de Huejotzingo

Madre de interno denuncia excesos en el sistema penitenciario y teme por la vida de su hijo trasladado a Tepexi de Rodríguez
Martes, 25 de Junio de 2019 18:00
|
Redacción

Huejotzingo, Pue.- Venta de droga, extorsiones, vejaciones a los derechos humanos y cobros por ingresar teléfonos celulares y utilizar espacios al interior del penal, son la constante en el Centro de Reinserción Social de Huejotzingo, denunció la madre de un interno quien sin justificación fue traslado al penal de máxima seguridad de Tepexi de Rodríguez, junto con otros 19 reos.

Tras golpiza a preso, hacen operativo en penal de HuejotzingoMuere reo golpeado en penal de Huejotzingo tras 4 cirugíasSin embargo, el traslado de Jesús, quien ingresó en 2015 acusado de robo, se dio pese a que existía una recomendación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, organismo que documentó una serie de irregularidades, entre ellas las golpizas que recibía de manos de Alejandro N, alias "El Espiga", quien hasta antes de su traslado controlaba el penal con la aprobación del director del penal, Rubén Rojas.

La madre de Jesús, dijo a Municipios Puebla, que desde que el joven ingresó, ella fue extorsionada y realizó varios pagos con cantidades que superaban hasta los 15 mil pesos por mes para evitar que su hijo fuera golpeado. A la fecha cuenta con los comprobantes de pago que ha realizada a diferentes personal del penal que le pidieron dinero a cambio de dar seguridad a su hijo.

También pagó en al menos tres ocasiones un "cajón" que sirve para que los internos puedan sentarse y guardar algunas pertenencias, sin embargo, aseguró que ese tipo de pagos son absurdos y abusivos. Lo peor, cuando se vio imposibilitada para seguir entregando dinero, su hijo fue golpeado.

Detalló que incluso el sujeto apodado "El Espiga" habría sido el responsable de la agresión que sufrió un reo, quien tras la golpiza que recibió, perdió la vida a mediados de este año.

En este sentido, también denunció que hace dos meses y medio su hijo Jesús fue ingresado al "tache" (cuarto de castigo), junto con otro interno y un custodio los roció con gas lacrimógeno. Cuando ella pidió una explicación el director se limitó a decir que "al custodio se le había pasado la mano y que incluso había sido cesado".

Este tipo de acciones no son correctas, manifestó, si bien quienes están dentro del penal, purgan condenas por los delitos que pidieran haber cometido, el personal que trabaja dentro del  Cereso no tiene derecho a abusar de su autoridad.

Ante ello exigió que se haga valer la recomendación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y que regresen a su hijo ya que dijo, teme por su vida porque trasladado junto Alejandro N, un reo muy peligroso.

Red de corrupción

La denunciante dijo que dentro del penal se extiende una red de corrupción que incluye a los custodios, quienes cobran el ingreso de celulares que van de los 300 a los 500 pesos y rentas semanas de 50 a 100 pesos por permitir que los internos tengan acceso a la telefonía.

Además de que la venta de drogas se ha vuelto una práctica muy cotidiana con buenas gananacias para quienes las venden.

Por lo anterior, dijo que es necesario realizar una investigación exhaustiva dentro del penal a fin de evitar esta clase de abusos.

Ilustración archivom

clh

Vistas: 2533