*

Lunes, 23 de Septiembre de 2019

El fetiche de las tangas usadas un negocio que va creciendo

Los compradores de estas prendas femeninas usadas son en su mayoría hombres que tienen estas prendas como fetiche
Martes, 10 de Septiembre de 2019 15:23
|
Municipios Puebla

Un tema que ha sorprendido en los último días es el negocio de las tangas usadas, el cual se ha estado posicionando en el mercado español, el cual consiste en que muchas jóvenes ponen su ropa interior a la venta, por diversas circunstancias, pero con el único fin de consguir dinero extra.

VIDEO Trajineros de Xochimilco se burlan de Chema, el poblano ahogadoGalilea Montijo rompe el silencio sobre su video íntimoDe acuerdo con los datos que se tienen, la mayoría de las personas quienes compran estos peculiares artículos, son hombres, quienes lo hacen como parte de un fetiche que tienen.

Los singular del asunto, es que los compradores piden específicamente, que las prendas hayan sido utilizadas por la vendedora, obviamente sin lavar.

Debes saber que este fénome de negocio tiene sus orígenes en Japón, donde incluso hay maquinas expendedoras, y dicho negocio llegó hace algunos años a España.

Las involucradas en el negocio, aseguran que es un negocio donde se invierte poco y se gana mucho, ya que solo se necesita que la vendedora compre ropa interior no muy costosa, usarla y luego venderla en internet, donde alcanzan precios de 15 hasta 70 euros apróximadamente. 

Una de la principales páginas web españolas que gestiona este tipo de negocio es Secret Panties, donde en su web explican que iniciarse en este negocio es realmente fácil, pues todo empieza por buscar una prenda que se quiera vender, con la facilidad de que “no tiene por qué ser una prenda nueva, a veces a los compradores incluso les gustan más las que están muy gastadas”.

Además, aseguran que la gestión es igual de sencilla y transcurre de forma anónima.

Una persona crea una cuenta como vendedora en la web sin dar a conocer su identidad, luego el cliente interesado en la prenda contactará a través de la web. Y el envío también es muy sencillo.

Actualmente cuenta con más de 10 mil vendedoras, cuya media de edad es de unos 35 años con diversos oficios: profesoras, estudiantes, secretarias, amas de casa, profesionistas de todo tipo.

De acuerdo con algunos especialistas, lo que el cliente hacen con las prendas tras adquirirlas es solo guardarlas o coleccionarlas, “otras lo usan en masturbaciones y hay quienes lo incluyen en juegos sexuales”. 

Imagen de Internet

ES

Vistas: 12833