*

Martes, 24 de Enero de 2017

La incertidumbre de la OF5M

15 Junio, 2016
Tinta Verde

Ximena González Constantino

El público se forma para entrar a la sala, una luz tenue cubre las butacas mientras las personas toman el asiento de su mayor agrado. Se escucha la primera, segunda y finalmente la tercera llamada, el público conformado por niños hasta adultos mayores guarda silencio. Se escucha “La del oboe”, que sirve de referencia para que todos los integrantes de la orquesta se afinen; se aprecian las cuerdas, las maderas, los metales incluso algún instrumento de percusión. Es entonces cuando por disciplina militante todos guardan silencio y se ponen de pie mientras entra el director y maestro Fernando Lozano, que se coloca con paso firme hasta el frente de la orquesta mientras levanta sus brazos para empezar a dirigir.

Para muchos poblanos ya se ha hecho costumbre, para otros, ver todo esto por primera vez se puede convertir en una especie de ritual del que se corre el riesgo de hacerse melómanos y tener que asistir a los concierto de temporada que ofrece la Orquesta Filarmónica 5 de Mayo en su sede, el Auditorio de la Reforma en la zona de Los Fuertes. Los conciertos que se ofrecen por lo general duran aproximadamente hora y media, sin embargo, todo lo que existe detrás del goce del público y de los músicos es, por desgracia incomparable con este tiempo, ya que aún no se ha logrado que los ejecutantes de la filarmónica disfruten de su trabajo sin tener que pensar en la desestabilidad económica que conlleva ser parte de una uera dentro de la ciudad de Puebla”.

La orquesta, siempre in crescendo

El día de hoy la Orquesta Filarmónica cuenta con una nueva sede en el auditorio de La Reforma, con las condiciones idóneas para llevar a cabo conciertos y hacer los ensayos, incluso hay un foso para cuando realizan óperas, que se hacen con frecuencia con gran éxito, pues conjunta a coros, bailarines y cantantes. En 2012 el maestro Fernando Lozano llegó a la ciudad de Puebla para tomar la batuta de la OSEP, que cambió el nombre a su llegada, pero no solo eso, también consiguió este espacio que se encontraba en el abandono, obtuvo su mejora y su uso para la orquesta. Fernando Lozano ha sido subdirector general de Bellas Artes, fundó el conjunto cultural Ollin Yoliztli, la Filarmónica de la Ciudad de México y ha formado aproximadamente 107 orquestas conformadas, principalmente, por jóvenes y niños. El cornista principal comenta que “el maestro Lozano ha hecho muchísimo por esta orquesta, sin duda es la mejor etapa artística y económica, siento que está a un paso de que pueda llegar a ser, sino es que ya es, una parte esencial de la ciudad misma”.

En diversas ocasiones Lozano ha sido entrevistado en medios poblanos ya que a su llegada la orquesta comenzó a tener gran impacto social y musical. En 2014 el maestro dirigió más de 50 conciertos, nueve óperas, tres funciones de ballet con el Cascanueces, conciertos didácticos en los municipios, el Festival 5 de Mayo y grabó seis discos. La orquesta también ha tenido participación con agrupaciones como el Tri, concierto que acercó a la gente hacia otra cara de la música sinfónica. La orquesta también estuvo en la edición del Festival Cervantino, donde representó a Puebla en Guanajuato y en Morelia.

“Yo estoy empeñado y comprometido con la orquesta de Puebla y con el estado; el estado tiene un desarrollo permanente en el que hay que participar y hay que ayudar y no pienso en nada más que en esto (…). Ha habido orden y una programación correcta y adecuada, y en eso estamos trabajando ahorita, luchando contra la crisis financiera que no es de la orquesta sino de todos, del país y tenemos que hacer frente y sacarlo”, dijo Fernando Lozano

Además de los cambios ya nombrados, se hizo ajustes en la plantilla de la antes llamada OSEP, se hicieron convocatorias y audiciones y se integraron nuevos músicos, así como también se completaron secciones que antes no podían por falta de recursos. También se subieron los sueldos de los músicos y se organizó la temporada trayendo a diversos directores invitados y a solistas nacionales e internacionales que no sólo dan conciertos sino que también dan clases a los integrantes de la filarmónica para mejorar el nivel artístico. También se nombró a un coordinador artístico y trompeta principal, Armando Cedillo, quien es parte de la planeación de la programación de cada temporada y quien también ha dedicado gran parte de su carrera a la educación musical en México, creando el Festival Internacional de trompeta Rafael Méndez, trayendo a músicos de diversas partes del mundo a impartir clases y conciertos de manera gratuita al público. Además de ser solista internacional, Cedillo considera la música como parte esencial para la mejora de la sociedad: “Todo esto que se está haciendo, inclusive ir a tocar a la cárcel o a todo tipo de público es muy bueno porque de alguna u otra manera sensibiliza a la sociedad, yendo a las escuelas, haciendo didácticos, estando en contacto directo con la gente”.

El coordinador artístico de la orquesta también comentó sobre el nivel artístico con el que se cuenta actualmente. “La orquesta tiene un nivel muy bueno competitivo con cualquier orquesta profesional del país, cada vez se está contratado a músicos de mayor nivel, eso ha tenido gran influencia con el público y con la comunidad musical poblana ya que los jóvenes están procurando estudiar y ser mejores para poder entrar a la plantilla”.

La cadenza de la incertidumbre

Después de estos sube y baja de todos los conciertos, de tanto esfuerzo para llegar hasta el nivel artístico que se ha alcanzado, siempre quedará una pregunta latente por parte de todos los que conforman la OF5M, ya que en México se acostumbra que cada vez que entra un nuevo gobierno o sexenio no se da seguimiento a los programas artísticos que ya se tenía antes y se vuelve a empezar de cero. Armando Cedillo, quien ha estado en este ambiente por más de 30 años, habla del tema: “El futuro de la OF5M lamentablemente no se sabe por cuestiones políticas o cuestiones que se están volviendo normales, cada cambio de gobierno o sexenales, generalmente, ocurre a menudo que no se da seguimiento a proyectos que están teniendo éxito”.

Sin embargo, según la cuenta de Satélite de Cultura y la primera Encuesta Nacional de Consumo Cultural desarrollados por el INEGI con la colaboración del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, el sector económico de la cultura y el consumo cultural de lde las dependencias más inestables del Gobierno de Puebla.

La obertura de la filarmónica

La Orquesta Filarmónica 5 de Mayo, antes nombrada Orquesta Sinfónica del Estado de Puebla (OSEP), inició en 2002 como un proyecto para integrar a más de 60 músicos poblanos. Sin embargo, lo que parecería un proyecto prometedor poco a poco comenzó a tergiversarse y a tener una inestabilidad artística y económica. Salvador Herrera, cornista principal de la Orquesta Filarmónica 5 de Mayo, quien ha estado en la orquesta desde sus inicios, viviendo todo el proceso y la evolución por más de 14 años, comenta cómo era la orquesta del estado en un principio: “Se trabajaba de una manera esporádica porque los contratos, por ejemplo, eran de un mes, y se descansaba dos o tres meses y eso era todo, los pagos estaban atrasados, era una situación muy difícil ya que hasta después de tres meses te pagaban, era muy complicado”. Además de no contar con la suficiente seguridad laboral, tampoco había un espacio idóneo para los ensayos y conciertos, algunas veces podían presentarse en el Museo de Arte San Pedro, ubicado en el centro histórico de Puebla, que no cuenta con las condiciones acústicas ni espaciales para que se llevaran a cabo los conciertos. “Uno se llena de incertidumbre, pues no sabes si la orquesta va a seguir, te llenas de preocupación porque en el momento no sabes si el gobierno en turno le va a interesar tener una orquesta”. Salvador Herrera también platica sobre la labor social de la orquesta en contraste con la que realiza actualmente. “Antiguamente esta labor era nula, pues muy raras veces se llevaban a cabo conciertos didácticos para niños y jóvenes o inclusive no tocaban en otro lugar que no fa población mexicana son significativos y tienen un potencial importante de crecimiento. Estos índices apuntan a la necesidad de profundizar en el papel de las actividades culturales como alternativa demandada por la población. A pesar de estos índices que indican la necesidad de que exista una orquesta, las autoridades en Puebla no garantizan el futuro de la OF5M ni del trabajo de las más de noventa personas que la integran.

“Me gustaría que la orquesta tuviera una seguridad de permanencia, pero no estoy de acuerdo en basificar, porque a lo largo de los años eso hace que se frene el desarrollo de las orquestas, porque la gente ya no estudia, se vuelven como burócratas de la música (…). El respeto de las autoridades hacia la orquesta no está bien, creo que simplemente no hay interés de las autoridades porque este tipo de agrupaciones fluyan y que cada vez estén mejor”, expresó Armando Cedillo.

En contraste con las palabras de Cedillo, en el artículo 23 de la Ley de Planeación en concordancia con el Programa Sectorial de Educación, el Programa Especial de Cultura y Arte de México (PECA): “El PECA tiene como fundamento los artículos 3 y 4 constitucionales donde se establece que el Estado alentará el fortalecimiento y difusión de nuestra cultura(…). El Estado promoverá los medios para la difusión y desarrollo de la cultura, atendiendo a la diversidad cultural en todas sus manifestaciones y expresiones con pleno respeto a la libertad creativa”. Los recursos que se han utilizado para las entidades culturales a nivel nacional se muestran en la siguiente tabla.

Aunado a estas leyes, si se toma en cuenta lo que existe en el portal de transparencia del Estado de Puebla, donde se pueden ver los recursos con los que contaba la Secretaría de Cultura del Estado, sustituida por el ahora Consejo Estatal para la Cultura y las Artes, se puede comparar la cantidad de recursos que se han manejado en los últimos años, que si bien no es lo ideal para un consejo Estatal del que dependen diversas agrupaciones artísticas, son recursos suficientes que se tienen previstos para darle continuidad a la OF5M y que, sin embargo, la pregunta seguirá latente en los integrantes de la agrupación hasta que no esté el próximo gobierno.

De 2005 a 2007 las cantidades utilizadas por la Secretaria de Cultura se explican en la primer tabla, en 2008 esta cambió de nombre al Consejo Estatal para la Cultura y las Artes, en el cual la cantidad utilizada se muestra en la segunda tabla.

 

 

Cada quien, desde su atril, desde su instrumento, hace lo correspondiente para que todo el esfuerzo se vea reflejado en ser fundamental para la educación infantil y juvenil, como otra forma de entretenimiento en donde no solo la música comercial tenga espacio, y la Orquesta Filarmónica 5 de Mayo sea esencial  para la sociedad poblana. 

 

Ximena González Constantino

Vistas: 734