*

Domingo, 22 de Octubre de 2017

Reforma migratoria sí, muro no

22 Octubre, 2016
Érika Nieto

Los dos principales candidatos a la Presidencia de los Estados Unidos dejaron para el final el tema migratorio durante el último debate de la semana que terminó, para enfrentarse en ideas y propuestas totalmente opuestas. Así que los mexicanos en México y que radican en la Unión Americana seguirán preocupándose por las posibilidades que existen de que el candidato Republicano, Donald Trump llegue a la Casa Blanca y lleve a la realidad la construcción del muro alto y tan asegurado que pretende y que incluso ya hay una muestra de algunos metros en una zona de la frontera en el lado de Arizona.

Además como lo reiteró durante el último debate mantenga y hasta incremente los procesos de deportación de indocumentados que se realizaron durante la administración Obama. Sin embargo lo que más preocupa es que de llegar a la Casa Blanca retire los programas que otorgan apoyos y determinados beneficios, sobre todo en educación y salud para niños y jóvenes indocumentados como el DACA y DAPA.

Pero además que el triunfo del multimillonario alimente el ambiente racista y lleno de discriminación antimexicanos o antiinmigrantes sin que nadie logre controlarlo.

Por el contrario las esperanzas se elevaron cuando la candidata Demócrata, Hillary Clinton inició su respuesta en materia migratoria con la historia de una pequeña ciudadana estadounidense que pide que su familia no sea separada con la deportación de sus padres.

La ex Primera Dama se mantuvo en la promesa de que durante sus 100 primeros días de gobierno lanzará una propuesta de Reforma Migratoria que evite la separación de las familias y el desarrollo de aquellos que pagan impuestos a través de su trabajo a la economía norteamericana.

Y aunque miles de mexicanos que cuentan también con la ciudadanía norteamericana ya emitieron su voto a favor de la candidata Demócrata lo cierto es que los especialistas aseguran que llegando el 8 de noviembre las urnas deberán desbordarse en votos, de lo contrario, el candidato Republicano mantiene, a pesar de todo, amplias posibilidades de lograr el triunfo.

Tristemente un amplio porcentaje de los mexicanos radicados en Estados Unidos y con el derecho de votar que le otorga su ciudadanía norteamericana han demostrado un mínimo interés en los procesos electorales internos de eses país, esperemos que la fama que ha ganado Donald Trump a través de tantos insultos en contra de los mexicanos incentive esta participación en las urnas, por lo pronto las solicitudes de ciudadanía en ese país aumentaron y eso es una buena señal.

Irónicamente los votos de nuestros paisanos mexicanos podrían marcar la diferencia entre ganar o perder derechos y beneficios en un país que solo es un sueño para muchos, el sueño americano.

Comentarios vía twitter: @erinife

Correo electrónico: erinife23@gmail.com

Vistas: 592