*

Viernes, 28 de Abril de 2017

México o Estados Unidos, dilema para indocumentados

2 Enero, 2017
Érika Nieto

Sin duda el 2017 será un año con muchos retos que enfrentar por parte de nuestros paisanos que radican en Estados Unidos sin documentos legales para trabajar o estudiar, pues mientras en ese territorio están preparando todo para que el próximo 20 de enero tome protesta el magnate inmobiliario Donald Trump como el Presidente que durante su campaña electoral manifestó abiertamente su rechazo a los migrantes, sobre todo mexicanos. Aquí, en México el panorama de crecimiento económico está francamente desolador, sobre todo para quienes saldrán de ese país huyendo de la discriminación y de los ataques raciales pero con la esperanza de fincar un nuevo futuro en su comunidad de origen para sus familias.

En colaboraciones anteriores hemos hablado de la lucha que ya iniciaron algunos estados de la Unión Americana para proteger a sus habitantes indocumentados de la embestida en su contra que promete el Gobierno de Donald Trump desde sus primeros cien días de gestión, sin embargo también existen algunos estados como Texas, Arizona, Arkansas, Pensilvania o Florida cuyos gobernantes ya se comprometieron a apoyar las políticas migratorias del próximo Presidente e impondrán “mano dura” en contra de los indocumentados, representando estas acciones un nuevo desafío para los migrantes mexicanos.

Algunos medios de comunicación norteamericanos ya hablan de que algunos beneficios logrados durante décadas por organizaciones civiles promigrantes, sobre todo para los estudiantes, estarán en riesgo de desaparecer a partir del próximo 20 de enero. Por ejemplo, licencias de conducir, apoyos en recursos económicos para estudiantes destacados, protección escolar o estatal y ya ni hablar de permitir el acceso a atención médica con las modificaciones que ya está promoviendo la futura administración al sistema de salud denominado “Obama Care”.

Y aunque en México, diputados, senadores, el Gobierno federal y muchos gobiernos estatales prometen en spots publicitarios el apoyo a los paisanos que sea deportados por la autoridad migratoria norteamericana, en la realidad poco se está haciendo por establecer verdaderas políticas públicas que sirvan a los ciudadanos y a sus familias para encontrar oportunidades de superación en su propia tierra.

Por el contrario, la aplicación del nuevo “gasolinazo” y la situación actual del país no representa esperanza alguna para quienes son deportados o para quienes huyen de la discriminación y los malos tratos en un país que no es el suyo, aunque mucho le han aportado con su trabajo. En Puebla, por ejemplo, son contados los municipios que están ejecutando acciones a favor de los paisanos deportados para reintegrarlos a la economía de su comunidad.

Así que regresar a México después de décadas de trabajar en la Unión Americana no será fácil, mucho menos cuando el país en lugar de avanzar como presumen los políticos en los spots publicitarios solo va en retroceso con medidas económicas que más que ayudar solo empobrecen.

Comentarios vía twitter: @erinife

Corre electrónico: erinife23@gmail.com

Vistas: 340