*

Martes, 28 de Marzo de 2017

Lo inservible del muro fronterizo

17 Marzo, 2017
Érika Nieto

Durante un viaje que una servidora hizo a la ciudad de Nueva York hace algunos años tuve la oportunidad de conocer a una joven recién egresada de la Universidad de las Américas que también viajaba a ese vecino país.

Durante nuestra charla, mientras esperábamos el vuelo en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, me comentó que iba a la isla de Manhattan a alcanzar a su novio, que también había egresado de la misma institución educativa y que el objetivo era quedarse a trabajar indefinidamente en ese lugar.

El novio, al igual que ella, viajó con visa de turista y se adelantó a buscar un trabajo y un departamento o estudio, donde pudieran establecerse. De sobra está decir que los motivos que los movieron a migrar fue la falta de oportunidades laborales en el estado, que ellos enfrentaron como egresados.

Así, cientos de mexicanos y ciudadanos de diferentes nacionalidades llegan a Estados Unidos diariamente con el firme propósito de establecerse permanentemente en ese país y de buscar una oportunidad laboral, incluso algunas mujeres llegan ocultando un embarazo para que el bebé nazca en ese territorio y obtenga de manera “natural” la ciudadanía norteamericana.

Aunque las últimas redadas demuestren que tener un hijo en ese país no es garantía de que los padres libren la acción de la autoridad migratoria si son sorprendidos.

Pese a ello, esa es la realidad diaria de la migración hacía los Estados Unidos, de ahí que, ahora que Donald Trump, el Presidente de ese país, solicita un presupuesto que inicia con mil 500 millones de dólares para la construcción de un muro más reforzado, expertos aseguran que ese muro no sirve para el objetivo que se persigue, detener a los miles de indocumentados que ingresan diariamente, mucho menos para detener la entrada de drogas.

Cientos de estudios realizados por expertos y autoridades en la materia dicen que el mayor porcentaje de mexicanos que entran a Estados Unidos para quedarse, lo hace con visa y por avión. En el caso de las drogas se dice que la mayoría ingresa vía submarina y por los túneles que hay en la frontera. Ante este panorama, el muro resulta ser una solución cara e inútil.

De ahí que también se hicieron más estrictas las reglas para obtener una visa de turista y de trabajo a través de la embajada estadounidense en nuestro país.

A pesar de lo anterior y como un buen negocio que además generará miles de empleos a lo largo de la obra que abarcará 4 estados, cientos de empresas, incluyendo mexicanas, ya están en la fila para participar en la licitación norteamericana, y muchos de los proyectos contemplan construir un muro de por lo menos 9 metros de altura, que no sea escalable, como el existente en varias partes de la frontera norte, además de completamente impenetrable y de gran avance tecnológico para la detección de ilegales.

El jaloneo para la aprobación del presupuesto solicitado por el mandatario norteamericano incluye quitar a otras áreas importantes los recursos, así que todavía falta mucho para que esta obra sea aprobada e iniciada, una de las más importantes para la era Trump.

Comentarios vía twitter: @erinife

Correo electrónico: erinife23@gmail.com

Vistas: 112