*

Miércoles, 20 de Septiembre de 2017

Apenas seis meses de Trump en contra de los migrantes

21 Julio, 2017
Érika Nieto

Transcurrieron ya los primeros seis meses de gobierno del empresario multimillonario Donald Trump y para muchos sectores fue sentido mucho más eterno que eso. Pues el saldo de las políticas y decisiones ejecutivas que tomó durante este pequeño lapso de tiempo son significativas y afectaron ya la estabilidad de muchas familias mexicanas asentadas en Estados Unidos.

Lo verdaderamente preocupante es que el Gobierno de México, en ninguno de sus tres niveles, no está visionando las implicaciones de cada una de las semillas que ya plantó el gobierno norteamericano en estos primeros seis meses y que pueden crecer y formar fuertes raíces.

Por lo pronto son ya 10 los estados los que rechazan rotundamente el programa DACA de apoyo a jóvenes indocumentados que están estudiando y trabajando legalmente. Alabama, Arkansas, Idaho, Kansas, Lousiana, Nebraska, Carolina del Sur, Tennesse, Virginia y Texas son los que están promoviendo que los jóvenes estudiantes sean deportados a sus comunidades de origen. El próximo 5 de septiembre es la fecha en la que se determinará si sigue adelante o es borrado otro de los programas de apoyo iniciados por Barack Obama a favor de los migrantes. Sin embargo, la deportación a México de uno de estos jóvenes hace algunos meses, marcó la línea para que otros más sean sometidos a este proceso.

En México no tenemos la capacidad de ubicar a miles de estudiantes rechazados de las universidades públicas, la pregunta es, ¿tenemos espacio para albergar, dar educación de calidad y una plaza laboral a miles de dreamers que puedan ser deportados?

En el caso de la Ley SB4 que actualmente promueve el gobierno de Texas para desaparecer a las Ciudades Santuario también está generando el apoyo de diversos sectores sin que hasta el momento la administración de Donald Trump manifieste su rechazo. Así que por lo pronto trabajadores indocumentados del sector de la construcción, en Texas, están migrando para otros estados antes de que esta ley tome vigencia.

Ya en el 2010 se promulgó la famosa Ley Arizona SB1070 a través de la cual se criminalizaba en ese estado fronterizo a los migrantes solo por su apariencia y se hacía valer la ley en su contra generando el incremento en los actos de odio. Sobre todo porque en aquella ocasión las encuestas reflejaban un apoyo a esta ley de 7 de cada 10 norteamericanos. Afortunadamente en ese entonces el Presidente Barack Obama se manifestó en contra de esta ley y se tuvo que someter a nuevos estudios evitando también que otros estados copiaran esta ley antiinmigrante.

Apenas seis meses del Gobierno del Republicano y muchas familias indocumentadas mexicanas con hijos ciudadanos americanos están decidiendo regresar a México ante la posibilidad de un conflicto bélico promovido por Trump con países como Corea del Norte, China o Rusia que ponga en peligro a su familia con la amenaza de misiles intercontinentales.

Ya era difícil vivir como indocumentado en Estados Unidos, pero en la era Trump se está haciendo prácticamente imposible y una multa de tránsito es suficiente para ser deportado.

Comentarios vía twitter: @erinife

Correo electrónico: erinife23@gmail.com

Vistas: 1075