*

Miércoles, 20 de Septiembre de 2017

Odio racial afecta a mexicanos en USA

17 Agosto, 2017
Érika Nieto

Primero fue el video viral del mexicano vendedor de elotes en una calle de Los Ángeles, California que después de ser atacado y ofendido una y otra vez por un ciudadano argentino y su acompañante, también indocumentados asentados en ese país, decidió denunciar estas agresiones raciales en las redes sociales, recibiendo un gran apoyo de la comunidad.

Pero ahora, los ánimos de discriminación se encendieron mucho más en territorio norteamericano luego de los múltiples hechos y declaraciones que arrojó la marcha de grupos neonazis en Virginia.

Y es que el discurso no solo antiinmigrante sino antimexicano que una y otra vez expresó el Presidente Donald Trump al calificar a nuestros paisanos como delincuentes y violadores ya permeó no solo entre los anglosajones sino también entre otros indocumentados latinoamericanos, muy a pesar de que ellos corren el mismo riesgo de ser deportados por los agentes migratorios.

Además, la instalación de banderas pronazis en diferentes viviendas alrededor de territorio norteamericano está calentando los ánimos entre las diferentes razas que componen la diversidad en ese país.

Lamentablemente estos grupos racistas se fortalecen al sentirse apoyados por la Casa Blanca y están alterando el orden argumentando que todos aquellos que no pertenecen a ese país pueden volver al suyo de inmediato.

La mayoría de los lugares donde habitan mexicanos como los conocidos en Puebla York, Chicago, California están regresando a las sombras para evitar cualquier altercado racial, afortunadamente apoyados por las autoridades de esos estados que mantienen su defensa a los miles de indocumentados que habitan en sus condados. Pero no se descarta que este ambiente de discriminación y odio se mantenga al lado de la gestión de Donald Trump.

A 5 años del DACA

El 15 de Agosto se cumplieron 5 años de que fuera creado uno de los programas más importantes de apoyo a los jóvenes indocumentados que llegaron a Estados Unidos siendo unos pequeños niños y que hoy tienen la oportunidad de estudiar y el trabajar legalmente, el Programa de Acción Diferida para los llegados en la Infancia (DACA por sus siglas en inglés).

Actualmente son 800 mil los beneficiados en todo territorio norteamericano pero está en grave riesgo de desaparecer y de que estos jóvenes y niños sean deportados de ese país. Donald Trump simplemente no tiene el interés de mantener el apoyo a estos jóvenes, que, no olvidemos, también pagan impuestos.

El día final del DACA podría quedar marcado el próximo 5 de septiembre cuando los fiscales y el Gobernador de Texas, exijan una respuesta al Presidente Trump y de no recibir lo que esperan entonces acudirán a la Corte para que quede eliminado.

La defensa de la legalidad de este programa fue el objetivo de la marcha que encabezaron miles de jóvenes protegidos por DACA en varias ciudades norteamericanas incluyendo la propia Casa Blanca. Nueva York y California ya manifestaron su apoyo pero en Texas se espera la lucha más fuerte, así que decenas de organizaciones promigrantes ya están listas para luchar por los derechos que un Presidente de origen Demócrata les otorgó y que hoy un Republicano podría arrebatarles.

Comentarios vía twitter: @erinife

Correo electrónico: erinife23@gmail.com

Vistas: 409