*

Jueves, 23 de Noviembre de 2017

Empezó la temporada de esferas en Chignahuapan

28 Agosto, 2017
Maiella Gómez Maldonado

Hasta hace algunos años el inicio de la Gran Feria de la Manzana en Zacatlán simbolizaba también la “apertura” de la temporada alta no sólo en el vecino municipio de Chignahuapan, sino en la región, en cuanto a la llegada de visitantes se refiere y en el caso particular del sitio de los nueve ojos de agua, a la venta de esferas.

Sin embargo resultado de la intensa promoción turística que el Gobierno del Estado ha brindado a Puebla y en particular a los pueblos mágicos, desde la pasada administración y en la actual que encabeza Tony Gali Fayad, hemos sido testigo de la permanente presencia de turismo en esta franja de la Sierra Norte.

De Zacatlán a Chignahuapan y de aquí hasta Tetela de Ocampo, pasando por Aquixtla, ambos municipios de los que hablaremos en breve porque tienen deliciosa gastronomía y belleza naturales únicas que ofrecer al visitante.

Hoy nos referiremos al caso específico de Chignahuapan.

Es un municipio digno de visitar, no sólo por la cada vez más amplia variedad de esferas y en general adornos navideños que a partir de este elemento de ornato se desprenden, actividad que anualmente logra la venta de 70 millones de cajas del producto, sino también por sus riquezas naturales, su extraordinaria gastronomía y por la belleza y tranquilidad de sus paisajes.

Y como les comentaba al principio, si bien el turismo tiene una presencia permanente, es justo a finales de agosto cuando empieza la denominada temporada alta en la actividad comercial y de servicios.

A manera de consolidación, en Noviembre se realiza la Feria Nacional del Árbol y la Esfera, que viene a proporcionar más atractivos para el visitante, pues le ofrece no sólo la posibilidad de comprar los adornos propios de Navidad, sino la oportunidad de conocer un poco más la cultura prehispánica a través de eventos como el Festival de la Luz y la Vida, que se realiza durante los Días de Muertos en la Laguna Chignahuapan, mismo que concluye con un magnífico espectáculo de juegos pirotécnicos.

Así, Chignahuapan se convierte no sólo en un referente de riqueza cultural y gastronómica de la Sierra Norte poblana, sino en un sitio para pasar un fin de semana en familia, en pareja o con amigos.

Por si fuera poco, este pueblo mágico le recibirá con su tradicional neblina, lluvia y frío que invita a encender la chimenea de las numerosas cabañas que le ofrecen hospitalidad y calidez.

Vengan, seguro no se arrepentirán.

Maiella Gómez Maldonado

Diputada Local Distrito 03 Zacatlán

Facebook Maiella Gómez Maldonado

Twitter @MaiellaGomez

maiellagomezmaldonado@gmail.com

Vistas: 739