*

Sábado, 25 de Noviembre de 2017

Solidaridad mexicana con afectados por Harvey

31 Agosto, 2017
Érika Nieto

Y mientras los indocumentados mexicanos dudaban en arriesgarse a una deportación acudiendo a los diferentes refugios que ponía a disposición la autoridad del estado norteamericano de Texas y la Cruz Roja para salvaguardar la vida de los afectados por el Huracán Harvey, y tomaban la decisión de salvar sus vidas y la de sus familias por sí mismos, un grupo de panaderos mexicanos y centroamericanos indocumentados que trabajan en “El Bolillo Bakery” en Houston, Texas, aprovecharon los días que se mantuvieron atrapados por la inundación para hornear cientos de panes de dulce y en cuanto fueron rescatados, regalaron a los damnificados por el Huracán Harvey estos típicos panes mexicanos.

Porque la solidaridad mexicana no tiene límites de fronteras y tampoco depende del estatus migratorio de cada mexicano, así que mientras el presidente norteamericano aprovechaba el “rating” que Harvey le dio en Estados Unidos para dirigir sus discursos y sus acciones en contra de los indocumentados mexicanos, incluyendo el polémico perdón presidencial al racista y antiinmigrante ex Sheriff Joe Arpaio, los paisanos se formaban en las filas de voluntarios para rescatar víctimas y en México se ofrecía el apoyo con rescatistas.

El gesto solidario de estos panaderos indocumentados se convirtió en la nota amable en diversos medios de comunicación texanos, en medio de las cifras lamentables por los efectos del Huracán Harvey en esa zona, incluyendo a los 6 miembros de la familia hispana que perecieron ahogados cuando intentaban alejarse de las inundaciones.

Indocumentados en peligro por Harvey

Y es que el alcalde de Houston tuvo que anunciar en diversas ocasiones que estaba dispuesto a defender él mismo a los indocumentados si los agentes migratorios no suspendían sus detenciones a lo largo de ese condado a pesar de ser una “ciudad santuario”. La Cruz Roja destacó también que en ninguno de sus 8 refugios instalados se pediría identificación a ningún afectado con el fin de que los indocumentados dejaran de arriesgar su vida escondiéndose de las redadas de la patrulla migratoria, aún en medio de la contingencia ambiental.

Cancelación temporal y a medias de la Ley SB4 de Texas

Uno de los efectos positivos que dejó el huracán en Texas fue la suspensión temporal por parte de un juez federal de la Ley SB4 que entraría en vigor el primer día de septiembre y que, no solo desconoce también prohíbe, a todas las ciudades santuario y obliga a cualquier autoridad policíaca a solicitar documentos a todos aquellos que por su apariencia física parezcan migrantes.

Lo cierto es que el gobernador de Texas insistirá en la disolución de las ciudades santuario como lo ha venido exigiendo el mandatario Donald Trump, argumentando que se protege a delincuentes al no permitir que sea cuestionado el estatus migratorio de los hispanos que viven y trabajan en ese estado.

Así que en cuanto la tragedia ambiental pase en ese estado fronterizo, los indocumentados mexicanos enfrentarán nuevamente las redadas y detenciones arbitrarias mientras buscan el sueño americano.

Comentarios vía twitter: @erinife

Correo electrónico: erinife23@gmail.com

Vistas: 364