*

Viernes, 24 de Noviembre de 2017

Lo que sigue después de Harvey y del final de DACA

7 Septiembre, 2017
Érika Nieto

Sin duda no son buenos días para los migrantes mexicanos que radican en la Unión Americana, sobre todo porque con el recuento de los daños por las inundaciones de Harvey y por la cancelación del programa DACA apenas saldrán a la superficie.

En el caso de los daños generados por las inundaciones del Huracán Harvey cientos de paisanos indocumentados viven con el miedo de acudir a la autoridad para denunciar sus pérdidas materiales, sin embargo la defensa emprendida por los alcaldes de Houston y de otros condados que protegen a los migrantes logró que la autoridad acepte el número de seguro social de uno de los hijos nacidos en Estados Unidos para que consten en los registros las perdidas y se pongan en fila para la gestión de apoyos para recuperar un poco de lo perdido.

Así que para aquellos paisanos que tienen hijos ciudadanos norteamericanos pues solo tendrán que acudir con toda confianza a los refugios donde se encuentran las mesas de registro sobre pérdidas materiales y así acceder a los beneficios de los recursos aprobados para desastres naturales ya que las autoridades, por lo pronto, tienen prohibido ejecutar redadas en los refugios.

Para quienes perdieron a algún familiar indocumentado tendrán que acudir a las oficinas del Consulado mexicano para iniciar con los trámites correspondientes para repatriar el cuerpo.

Importantes datos para los dreamers

A través de las redes sociales el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que los jóvenes beneficiados por el programa DACA al que le dio fin el pasado 5 de septiembre, no tienen de qué preocuparse ya que durante los próximos 6 meses no enfrentarán deportaciones.

Sin embargo, las organizaciones como el “National Inmigration Law Center” o el “We are here to stay” entre muchos otros que protegen indocumentados con DACA dieron a conocer una serie de puntos importantes que aclaran que este programa no necesariamente se termina en 6 meses.

Y es que cada beneficiario tiene diferentes plazos de renovación del programa así que quedarán eliminados del DACA hasta que concluya su periodo, y esto podría ser para muchos hasta principios del 2020 y muchos en el 2019. Para todos aquellos cuyo permiso vence el próximo 5 de marzo del 2018 podrán acudir a renovar por dos años más sus beneficios. 

Aunque desde el 5 de septiembre que el Gobierno de Trump dio fin al programa, ya no se aceptan nuevas aplicaciones. Además los permisos para viajar al extranjero para los dreamers quedan suspendidos. 

Se espera que, a través del Congreso y del Senado norteamericano, los gobernadores y alcaldes que apoyan a los dreamers, así como los empresarios que los contratan y que serán afectados con la salida de estos profesionistas, otorguen un apoyo fuerte para que estos 800 mil jóvenes no sean deportados a sus países de origen. 

Lo cierto es que el mayor peligro que enfrentan los dreamers es que al registrarse entregaron todos sus datos personales y los de sus padres, aumentando su vulnerabilidad en el momento en que la autoridad migratoria tenga luz verde para iniciar las redadas en su contra. Mientras que las autoridades mexicanas, aseguran, que recibirán con los brazos abiertos a los afectados. Lástima que se necesite más que brazos para cubrir las necesidades de estos jóvenes y de sus familias.

Comentarios vía Twitter: @erinife

Correo electrónico: erinife23@gmail.com  

Vistas: 327