*

Jueves, 19 de Octubre de 2017

Buenas noticias en Chicago

6 Octubre, 2017
Érika Nieto

El Condado de Chicago en Illinois tiene noticias positivas para los indocumentados que radican en ese lugar ya que aprobó la “Ley Confianza” que será válida para todo el Estado y que tiene el fin muy concreto de prohibir a las autoridades detener, sin una orden judicial de por medio, a cualquier persona solo para cuestionarlo por sus documentos legales de residencia o por su aspecto físico.

Y aunque el Gobernador de Chicago, Bruce Rauner, reconoció que fue una Ley difícil de aprobar ante el ambiente antiinmigrante que prevalece en la Unión Americana y que es promovido por el Presidente Donald Trump aún al interior del poder judicial de la nación, así como en cada uno de sus discursos. Sin embargo, ahora la Ley Confianza dará a todo el estado de Illinois las ventajas de una “Ciudad Santuario” para todos sus habitantes y sus trabajadores que no cuentan con documentos y que ahora podrán transitar con libertad por las calles de esa gran entidad.

El segundo objetivo de la Ley Confianza es dejar muy en claro a las medidas antiinmigrantes que está aprobando el Gobierno del Republicano, Donald Trump a lo largo de todo el país, que en Illinois sus nativos y sus autoridades valoran el trabajo y todas las aportaciones que hacen a Illinois los ciudadanos que no tienen permisos ni para trabajar ni para vivir en Estados Unidos.

La noticia es favorable en todos los sentidos porque garantizará la seguridad de recintos como iglesias, escuelas y hospitales, principalmente, donde ya sabemos de muchos casos que han sido utilizados como refugios por indocumentados que están a punto de ser separados por sus familias por ser sorprendidos en alguna redada.

Hay que destacar que uno de los pasos más importante de la Ley Confianza es que prohibirá terminantemente las prisiones privadas donde son recluidos los indocumentados que están en espera de un proceso de deportación por parte de la autoridad migratoria, recordemos que cárceles de este tipo fueron iniciadas y después llevadas a todo lo largo de la franja fronteriza por el ex Sheriff Arpaio, recién perdonado por el Presidente Trump.

Sobre todo si tomamos en cuenta la gran cantidad de ciudadanos mexicanos que viven, sobre todo en Chicago y que aportan diariamente a ese lugar no solo sus impuestos y su esfuerzo sino su cultura y tradiciones.

Así que nuestros paisanos indocumentados tendrán en Illinois, junto con Nueva York y California, a otro estado aliado que no los deportará, siempre y cuando no cometan algún delito como ser sorprendidos reincidiendo en su cruce ilegal fronterizo o falsificando documentos para trabajar.

Mientras tanto otros estados como Texas y Arizona se mantienen en el jaloneo con las organizaciones pro-migrantes para evitar que las leyes como la SB4 sean aprobadas y se eliminen a los indocumentados de su territorio de una forma que muchos consideran racista y llena de discriminación.

A estas alturas, el muro, es lo de menos porque la guerra más fuerte la están enfrentando los migrantes dentro de territorio norteamericano.

Comentarios vía twitter: @erinife

Correo electrónico: erinife23@gmail.com

Vistas: 234