*

Sábado, 25 de Noviembre de 2017

Flores Toledano, ¿en la cuerda floja?

24 Octubre, 2017
Rodolfo Ruiz R.

Uno de los principales soportes políticos e institucionales del morenovallismo podría recibir un revés en los próximos días, si el Poder Judicial de la Federación echa abajo la reelección por cuatro años del presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) del estado, Roberto Flores Toledano.

El asunto tiene su origen en un juicio de amparo contra el Congreso del estado y los cambios a la Ley Orgánica del Poder Judicial por los cuales el presidente del TSJ ya no tiene que ser electo año con año por el pleno de magistrados, sino por un periodo de cuatro años con derecho a otros cuatro.

Dicha reforma fue impugnada mediante un juicio de amparo, que en principio fue rechazado por un juez de distrito, lo que llevó al promovente a presentar una queja ante el Tribunal Colegiado del Sexto Circuito que ordenó al juez entrar al fondo del asunto, al tiempo de ordenar la suspensión provisional de la reforma por la que el actual presidente del TSJ puede permanecer en el cargo hasta el 31 de diciembre de 2020.

Los enterados del caso, que se ha manejado casi con secrecía, aseguran que detrás del abogado que promovió el amparo hay un grupo de viejos magistrados que se opone a la continuidad de Flores Toledano, por considerar que éste sólo es un apéndice del ex gobernador Rafael Moreno Valle que lo trajo a Puebla y lo impuso como presidente del TSJ.

Flores Toledano, quien antes de ser nombrado magistrado en Puebla carecía de carrera en el Poder Judicial y residía en la Ciudad de México como socio de un despacho fiscal y mercantil, fue nombrado presidente del TSJ en febrero de 2013, cargo que ocupa hasta hoy en medio de críticas de sus pares por su inocultable subordinación al ex mandatario estatal.

Sin embargo antes de dejar la gubernatura de Puebla, Moreno Valle impulsó cambios a la Ley Orgánica del Poder Judicial, para prolongar la gestión de Flores Toledano hasta diciembre de 2020, con la posibilidad de otra reelección por cuatro años más.

Lo que nunca se imaginó el magistrado presidente, ni los diputados locales que aprobaron esas reformas es que un litigante las combatiría mediante un juicio de amparo que en los próximos días tendrá que resolverse de fondo en plena coyuntura electoral.

***

Correos: periodistasoy@hotmail.com y rruiz@e-consulta.com

Twitter: @periodistasoy

Facebook: https://m.facebook.com/RodolfoRuizOficial

Vistas: 265