*

Sábado, 25 de Noviembre de 2017

Cambio climático modifica la migración

26 Octubre, 2017
Érika Nieto

Los desastres naturales provocados por el cambio climático que tanto se niega a reconocer el Presidente de los Estados Unidos y que azotaron hace unos meses la parte sur de ese territorio, están generando una importante movilización de la mano de obra migrante que estaba establecida en estados, principalmente, de California o Texas.

El problema no es menor pues entre los estados con mayor población migrante y que generan mayores ingresos de este sector a la economía norteamericana, están justamente California y Texas.

Primero fue el Huracán Harvey dejando sin hogar y sin pertenencias a cientos de familias por las severas inundaciones. Muchas de ellas sin documentos y con el gran temor de acudir a la autoridad para hacer el registro de sus pérdidas a nombre de sus hijos nacidos en ese país.

Después llegaron los incendios a California, Santa Rosa, es uno de los lugares que alberga una cantidad importante de indocumentados mexicanos, muchos de ellos poblanos, incluso, hace casi un año fue una de las comunidades que lucho por ser reconocida como Ciudad Santuario, hoy, Santa Rosa California está severamente dañada por los incendios y sus residentes están tomando la difícil decisión de moverse para otro estado, obligados también por los altos costos en rentas en zonas aledañas.

Y es que los desastres naturales afectaron no solo las pertenencias de los residentes sino también incrementaron notablemente los costos en rentas y además dejaron sin trabajo a mucha gente dedicada, por ejemplo, a la jardinería.

En muchas ocasiones escuchar que los migrantes llegan a recibir un salario por hora que alcanza quizá los 15 o 25 dólares, da la apariencia de mucho dinero, sin embargo, tan solo la renta de un departamento o una pequeña casa cuesta casi 2 mil dólares mensuales y a eso hay que sumarle el resto de los gastos que una familia debe asumir para vivir en una comodidad relativa, de ahí que muchas veces los migrantes buscan dos o hasta tres turnos laborales para cubrir todos estos gastos.

Por lo anterior, empresarios de ambos estados, principalmente de la zona de los viñedos en California ya muestran su preocupación ante la crisis de vivienda que los dejarán sin mano de obra migrante, que representa para ellos salarios más bajos, pocos compromisos en prestaciones y sobre todo mucha actitud y energía para trabajar, a pesar de las condiciones del clima en las que tienen que desempeñar su labor.

En el caso de Texas, la cercanía del invierno genera de forma natural que muchos migrantes regresen a sus comunidades en México o que busquen trabajo temporal en otros estados aledaños.

Cientos de empresarios están haciendo el llamado a la autoridad federal para evitar una crisis económica en sectores tan importantes en ambos estados y dar ayuda a las familias de migrantes que resultaron afectadas en ambos desastres para que no abandonen sus lugares de trabajo, sin embargo la respuesta es mínima, la reconstrucción se ve lenta y los paisanos solo buscan la forma de subsistir y no rendirse en la búsqueda de su sueño americano. 

Comentarios vía Twitter: @erinife

Correo electrónico: erinife23@gmail.com  

Vistas: 330