*

Sábado, 25 de Noviembre de 2017

¿Nadie por encima de la ley? Ajá

31 Octubre, 2017
Rodolfo Ruiz R.

Nada puede ser más decepcionante que la impunidad, en una sociedad aterrada por la inseguridad y la violencia con que las bandas del crimen organizado se están disputando la plaza de Puebla.

Impunidad que hoy se encuentra personificada en los casos del gallero Jorge Aduna Villavicencio y el gasolinero Othón Muñoz Bravo, empresarios estrechamente vinculados al ex gobernador Rafael Moreno Valle desde que éste arrancó su campaña a la gubernatura de Puebla en 2010.

Jorge Aduana fue acusado de ser autor intelectual del asesinato, descuartizamiento e incineración de seis vecinos de la colonia Lomas de San Miguel, a finales de 2015, quienes habrían asaltado su casa y abusado sexualmente de su hija.

Othón Muñoz “El Cachetes” fue identificado por las propias autoridades, al momento de su detención el pasado 20 de agosto, como uno de los principales implicados y beneficiado del robo de combustible a Petróleos Mexicanos (Pemex) en la entidad.

Ambos empresarios que apoyaron la campaña de Moreno Valle con camionetas blindadas en las que se transportaba el entonces candidato, vehículos, dinero y gasolina, fueron ampliamente beneficiados durante su sexenio.

Al primero le adjudicó el Palenque de la Feria de Puebla y le permitió la explotación de decenas de pozos de agua, y al segundo le encargó la administración del Sistema RUTA, la construcción y operación de estaciones de servicio del Metrobús y el abastecimiento de los microbuses y autobuses de las líneas alimentadoras de RUTA en las gasolinerías de su propiedad.

El gallero Aduna fue detenido en febrero de 2016 y 16 meses después liberado por supuestas violaciones cometidas durante su aprehensión y vinculación a proceso mediante pruebas ilegalmente obtenidas para acreditar su culpabilidad en la ejecución de seis jóvenes de Lomas de San Miguel, a los que en complicidad con ex agentes policiacos que trabajan para él como guaruras habría asesinado y calcinado en un inmueble de su propiedad en la colonia San José El Conde.

La historia de Othón Muñoz “El Cachetes” es similar. Este empresario que en un principio fue confundido con Antonio Martínez Fuentes, líder huauchicolero en la zona del llamado Triángulo Rojo, logró que un juez federal le permita continuar su proceso —por posesión de estupefacientes y portación de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército— desde su domicilio, dejando una garantía de un millón de pesos.

 

Durante su detención en el fraccionamiento El Secreto de Lomas de Angelópolis, a Othón Muñoz se le ligó con delitos y bandas vinculadas al robo de combustible, sin embargo el caso quedó a cargo de la Fiscalía del estado que sólo lo acusó de posesión de drogas y armas de grueso calibre.

El Cachetes fue enviado al Cereso de Cholula, luego al penal de Tepexi y luego trasladado al Hospital Betania, del que salió este lunes para seguir el proceso desde su casa.

 

¡Viva la impunidad!

¿Quién dijo que en Puebla nadie por encima de la Ley?

Sí, cómo no.

***

Correos: periodistasoy@hotmail.com y rruiz@e-consulta.com

Twitter: @periodistasoy

Facebook: https://m.facebook.com/RodolfoRuizOficial

Vistas: 224