*

Sábado, 25 de Noviembre de 2017

Redadas fuera de agenda

3 Noviembre, 2017
Érika Nieto

A pesar de que la administración del Presidente de origen Demócrata en Estados Unidos, Barack Obama dejó una fuerte herencia en las cifras de migrantes indocumentados que fueron deportados que fue superior a la de todos sus antecesores, lo cierto es que la actual gestión del Republicano, Donald Trump será reconocida por la forma en cómo se realizan las redadas y las deportaciones, usando el engaño y no respetando ni el estado de salud de los indocumentados.

Y es que en los últimos días fueron motivo de severas críticas los métodos usados por agentes migratorios al sacar del hospital a una pequeña indocumentada de 10 años durante su recuperación después de una cirugía muy delicada, llevándola, además, a un centro de detención.

Esta no ha sido la única polémica por la que son continuamente criticadas las formas del Departamento de Seguridad Nacional norteamericano ya que las redadas ejecutadas en los últimos meses generan mayores detenciones de las oficialmente programadas porque son detenidos también los acompañantes de los sentenciados con una amenaza de deportación.

Y es que, según algunos medios de comunicación, en territorio norteamericano son muchas las denuncias de varios activistas promigrantes sobre redadas con efectos colaterales para quienes acompañan a los indocumentados que ya tienen órdenes de detención, ya sea en restaurantes, empresas o en plena avenida.

Es decir, los agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos acuden a ejecutar una orden de deportación y si, en ese momento, familiares del acusado o amigos que se encuentren en el mismo lugar, también son indocumentados, serán deportados junto con él. De esta manera las cifras del ICE aumentan considerablemente día con día desde que inició esta administración.

Las denuncias de las organizaciones promigrantes agregan otra forma de detenciones. Usan el engaño para convocar a supuestas citas de conciliación para solucionar el proceso de deportación y los migrantes son detenidos y deportados sin dar aviso previo a sus familias. Los paisanos se comunican con sus familias hasta que se encuentran en territorio mexicano y sin posibilidades de regresar por la vía legal.

De esta manera los métodos de deportación en la “era Trump” no necesariamente está incluyendo a delincuentes en sus redadas sino a paisanos que no tienen registro de faltas legales separándolos de sus familias solo por estar en el momento y lugar incorrectos.

Los actos considerados como terroristas por la autoridad norteamericana de los últimos días empeorarán la persecución en contra de los migrantes, incluyendo peligrosamente a quienes solicitan o ya cuentan con una “Green card” después del interés del mandatario de eliminar el programa de lotería de visas que año con año otorga residencias permanentes y permisos temporales de trabajo a miles de personas, de forma aleatoria y no por méritos como lo propone el Presidente de Estados Unidos.

Comentarios vía twitter: @erinife

Correo electrónico: erinife23@gmail.com

Vistas: 291