*

Domingo, 19 de Agosto de 2018

La guerra que se aproxima

10 Marzo, 2018
Érika Nieto

No es casual el incremento hasta en un 30 por ciento en los arrestos que ejecutan agentes de migración y que reflejan muy bien las cifras de la organización Pew Research.

Tampoco es coincidencia que los prototipos del muro estén construidos en un estado santuario.

Mucho menos es casualidad que los congresistas ni la autoridad federal establezca un acuerdo concreto para dar certeza a la situación de miles de Dreamers.

El gobierno de Donald Trump va con todo para frenar la protección de estados tan grandes y productivos como California, Nueva York, Nueva Jersey, Oregon, Florida, Illinois entre otros, en favor de los migrantes indocumentados.

Y hace unos días lo dejó bien claro el Fiscal General, Jeff Sessions, uno de los integrantes del gabinete de Donald Trump más críticos y radicales en contra de los programas que benefician a los migrantes que permanecen sin documentos en ese territorio, cuando dijo que utilizará todo su poder para frenar a California en su protección migratoria, pero además comparó las leyes a favor de los migrantes que aprobó ese estado el año pasado, como la rebelión de los estados del sur cuando inició la guerra civil.

Porque para el funcionario del Gobierno de Trump, no es justo que a los indocumentados se les “premie” con vales de comida, seguridad social, permisos de trabajo y estatus legal.

El gobierno republicano actual cumplirá con sus promesas de campaña que tienen que ver con acabar con la migración indocumentada cueste lo que cueste, porque dice que quita los trabajos a los verdaderos americanos y lleva la delincuencia y las drogas a ese territorio.

De ahí que la respuesta de los funcionarios del gobierno de California también fue dura, y el creador de una de las principales leyes de protección de migrantes la Ley SB54 que es básicamente la Ley del Estado Santuario, Kevin de León, calificó la política migratoria del Fiscal General como “una agenda supremacista blanca y antiamericana”.

Así que California ya dijo que una “declaración de guerra” será tomada como tal y no permitirán que medidas antiinmigratorias y racistas sean aplicadas en el estado que aporta la mayor cantidad de recursos a las arcas federales y donde la productividad es soportada en un amplio porcentaje por migrantes, con o sin permiso para trabajar.

Migrantes otra vez en la Revista Time

La revista Time sigue poniendo el dedo en las deficiencias del sistema migratorio en Estados Unidos y en su última portada publicó la imagen de una madre migrante y sus dos hijas que sufrieron la separación del padre de familia, que no contaba con antecedentes penales y que a pesar de todo fue deportado cuando lo detuvo una redada mientras iba a su trabajo.

En el amplio reportaje, Time resalta los casi 6 millones de indocumentados que tienen menos de 18 años de edad y que el 56 por ciento del total de los 11 millones de migrantes sin papeles son mexicanos. Destaca también la separación de familias por parte de este nuevo gobierno y el miedo entre las comunidades migrantes de gente que solo busca trabajar y que tiene limpio su perfil criminal.

Comentarios vía twitter: @erinife

Correo electrónico: erinife23@gmail.com

Vistas: 476