*

Miércoles, 20 de Junio de 2018

Batalla de dos: Martha Erika Alonso y Luis Miguel Barbosa

27 Mayo, 2018
Rodolfo Ruiz R.

Arturo Villordo, el sustituto de Miguel Luna en Organización del IEE

Escándalos en puerta en el Poder Judicial del estado

Dos factores tienen al morenovallismo y a su candidata a la gubernatura Martha Erika Alonso Hidalgo contra las cuerdas a cinco semanas de los comicios del 1 de julio.

El primero es la concurrencia electoral, es decir, haber empatado la fecha de los comicios locales con las elecciones federales: Si el calendario electoral de la entidad se hubiera mantenido desfasado de las elecciones presidenciales, seguramente los candidatos de Morena no tendrían el impulso que hoy tienen como consecuencia de la ola AMLO.

El segundo factor es haber sacrificado a quien parecía su mejor cuadro, José Antonio Gali Fayad, en una minigubernatura de 22 meses, para privilegiar a la esposa de Rafael Moreno Valle.

Si el abanderado de la Coalición por Puebla al Frente en estos comicios fuera José Antonio Gali, en vez de Martha Erika Alonso, la competencia sería sin duda reñida, pero los morenovallistas se habrían ahorrado el rechazo que representa lo que el periódico Reforma bautizó este domingo como la sucesión conyugal

No estoy afirmando aquí que la esposa de Moreno Valle tenga perdidas las elecciones. Para nada. Lo que digo es que corre el riesgo de perderlas si la ola AMLO arrasa en Puebla y el llamado al voto diferente, al que algunos de sus operadores están convocando, no hace la diferencia.

A 35 días de los comicios la batalla por la gubernatura de Puebla está técnicamente empatada y creo que el ganador se conocerá hasta el final, dependiendo del impulso y tamaño de la ola lopezobradorista sobre los candidatos locales de la coalición Juntos Haremos Historia y de la capacidad de operación y movilización el día de la jornada electoral de los morenovallistas.

Me explico.

Si López Obrador gana las elecciones presidenciales en Puebla con más del 50% de los sufragios, sobre una participación del 60% de los inscritos en la lista nominal, y el voto diferenciado no rebasa los dos dígitos, creo que los candidatos de Morena, el PT y el PES podrían alzarse con la victoria en la gubernatura, el Senado, las diputaciones federales y locales, y las principales presidencias municipales.

Este hipotético escenario pasa porque los candidatos y dirigentes de Morena tengan representantes en la totalidad de las casillas electorales, y cuiden y defiendan sus sufragios tanto en los escrutinios como en los cómputos electorales. Si la estructura de Morena falla, sus posibilidades de triunfo se irán como agua entre los dedos.

Pero también creo que si los operadores de Moreno Valle se aplican el día de la jornada electoral a movilizar simpatizantes y votantes a las urnas, garantizando para Martha Erika al menos el 35% de los sufragios emitidos, es decir más de 750 mil votos, podrían mantener el gobierno del estado por otro sexenio.

Este anhelo está sujeto a varias cuestiones. La primera es que haya voto diferenciado, es decir una diferencia sustantiva entre los votos captados por López Obrador y los obtenidos por el resto de los candidatos de la coalición Juntos Hagamos Historia, entre ellos Luis Miguel Barbosa.

Otra es que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) no eche abajo las candidaturas comunes registradas por el bloque de partidos morenovallistas para presidentes municipales, y que fueron impugnadas por el PRI y Morena.

Y, finalmente, que los votos que el PRI perderá en estos comicios no se concentren sólo entre los candidatos de Morena, sino que se distribuyan entre varios partidos y candidatos, incluidos por supuesto los del frente aliancista.

EN CORTO

En el Instituto Electoral del Estado vienen dándose algunas casualidades que ya comienzan a generar sospechas. Casi a la misma hora que se conoció el resolutivo contra Luis Miguel Barbosa Huerta acusándolo de incurrir en violencia de género, la candidata de la Coalición por Puebla al Frente, Martha Erika Alonso, subió a la red un video acusando a aquél de misoginia y aclarando que si gana los comicios del 1 de julio ella será la gobernadora y no su marido.

Otra casualidad es que la impresión de las boletas para gobernador se atrasó, lo que permitió al IEE dejar fuera de la misma a Alejandro Romero Carreto, quien el pasado jueves renunció como candidato de Nueva Alianza a la gubernatura de Puebla.

Otra causalidad que aumenta el sospechosismo es que en el Hotel Marriot designado para el único debate de candidatos a la gubernatura, no haya salones que puedan alquilarse para este ejercicio democrático el día 13 de junio.

A ese paso nada más falta que para ese día no haya ningún salón disponible en los hoteles de Puebla o que el periodista designado como moderador del debate se enferme o decline a la mera hora su participación.

***

En la recta final de la campaña, la candidata a diputada federal del distrito 12 de la capital por la Coalición por Puebla al Frente, Roxana Luna Porquillo, buscará confrontarse con su contrincante de Morena por esa demarcación, Fernando Manzanilla Prieto, para demostrarle que no es tan ajeno a los excesos y abusos que se cometieron durante el sexenio de Moreno Valle y en el cual éste se desempeñó como titular de la Secretaría General de Gobierno.

Roxana tiene el propósito de debatir con Manzanilla para demostrarle que no es ninguna bruta como éste lo declaró hace algunos días en una reunión con profesores críticos o antagónicos de la dirigencia de SNTE.

***

No le extrañe que en el transcurso de los próximos días comiencen a ventilarse casos de nepotismo y corrupción en el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) con la intención de ventanear a su presidente Héctor Sánchez Sánchez e ir preparando su relevo como representante del Poder Judicial del estado.

Los enterados juran que en el escándalo podrían salir a relucir nombres de magistrados, secretarios y jueces vinculados a la Tercera Sala Penal y al magistrado Bernardo Mendiola Vega y a la juez de lo Civil de Cholula, Sandra Perea, quien no hace mucho buscó ser magistrada del TSJ.

***

Arturo Villordo Ríos es el candidato con más posibilidades de asumir la Dirección de Organización Electoral del Instituto Electoral del Estado (IEE), tras la repentina renuncia la semana pasada de Luis Cuauhtémoc Luna Mendoza, tras una riña verbal con la secretaria Ejecutiva del organismo, Dalhel Lara Gómez.

***

Correos: periodistasoy@hotmail.com y rruiz@e-consulta.com

Twitter: @periodistasoy

Facebook: https://m.facebook.com/RodolfoRuizOficial

Vistas: 649