*

Lunes, 24 de Septiembre de 2018

Más y más albergues para niños migrantes

25 Junio, 2018
Érika Nieto

Como una tremenda bola de nieve está creciendo la crisis humanitaria en torno a la separación de familias indocumentadas por parte de la autoridad migratoria norteamericana, a tal grado, que ya el gobierno estadounidense está preparando centros de detención que alberguen hasta 20 mil menores de edad, muy a pesar de la firma del documento en el que Donald Trump se comprometió a ya no separar más niños de sus familias.

El periódico The New York Times se acercó a gobiernos estatales y a organizaciones civiles pro-migrantes y encontró que son ya 17 estados los que tienen asignados albergues para las familias indocumentadas que son retenidas durante su ingreso por la frontera con México, el problema se hace más grande cuando algunos de estos centros están tan lejos como Oregón justo en la frontera con Canadá, otros en Chicago, Michigan, Nueva York, Connecticut, Massachusetts, Arizona, California, Texas, Florida, Kansas, entre muchos otros.

La gravedad de está crisis, está, por ejemplo, en que mientras una madre o un padre están en Florida, su o sus hijos están en Nueva York o en Oregón, así es, kilómetros de distancia separan a las familias indocumentadas, algunas de ellas hasta con 5 o 6 hijos. El problema no termina ahí, algunas organizaciones civiles están denunciando que el control de la autoridad migratoria no es tan estricto o eficiente y hay niños que no se sabe quién y dónde está su familiar, incluyendo a menores que no llegan ni al año de nacidos.

El periódico The New York Times aclaró que esta información la obtuvo directamente de los gobiernos estatales y de organizaciones no gubernamentales que son las que se están moviendo para identificar los lugares a los que son enviados los niños, en muchas ocasiones a la media noche o en la madrugada para que pasen desapercibidos en los vuelos.

Las aerolíneas están molestas ante las mentiras recibidas por las autoridades encargadas de la separación de los menores de sus padres y de su envío a los albergues pues para que los niños pasen desapercibidos los registran como integrantes de ligas de futbol infantil.

Entre estos miles de niños solo están detectados algunos de origen mexicano, los menos, y la cancillería ya trabaja a través de los Consulados para darle una solución a cada uno de los casos. Lamentablemente las familias no dejan de llegar por la frontera norte buscando un refugio a través del sueño americano mientras gobiernos como el de México se apresura a dejar claro que no promueve la migración ilegal hacía los Estados Unidos.

No la promueve, pero el alto nivel de corrupción en la función pública, los bajos salarios, el abandono del campo, el severo desempleo, la inseguridad creciente y la descomposición social que se vive en México parecen motivar desde hace décadas, no solo a los mexicanos que viven en pobreza sino también a todos aquellos jóvenes que ven su futuro sin esperanza.

Así que gran responsabilidad en esta crisis humanitaria tienen los países que motivan diariamente a sus ciudadanos a migrar para buscar un mejor estilo de vida, y son los que guardan un silencio cómplice ante toda esta situación que amenaza con salirse de control donde los más débiles y los menos culpables sufrirán graves consecuencias y será marcado su futuro para siempre.

Comentarios vía twitter: @erinife

Correo electrónico: erinife23@gmail.com

Vistas: 310