*

Domingo, 22 de Julio de 2018

Morena busca dejar fuera a MEA en caso de una elección extraordinaria

12 Julio, 2018
La corte de los milagros

Los recursos de inconformidad promovidos por Morena y por el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Luis Miguel Barbosa Huerta, en contra de los cómputos distritales de la elección de gobernador y de la entrega de la constancia de mayoría a su oponente, Martha Erika Alonso, por parte del Instituto Electoral, no parecen muy robustos y documentados en cuanto a pruebas.

 

En ellos, Morena demanda la nulidad e invalidez de las elecciones del 1 de julio para gobernador y la celebración de elecciones extraordinarias.

 

Basa su exigencia en que Martha Erika se gastó más de 54 millones, rebasando por mucho el tope de campaña; en los actos de violencia registrados durante la jornada, en los que hubo robo de material electoral con la anuencia y participación del gobierno estatal, y en la negativa de los Consejos Distritales de llevar un recuento total de la votación por la existencia de irregularidades graves en el escrutinio y cómputo, y porque el número de votos nulos es mayor que la diferencia que hay entre Martha Erika Alonso y Miguel Barbosa.

 

La intención de Morena y Barbosa con este recurso, que seguramente llegará hasta el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) es clara: no sólo buscan que la elección de gobernador se repita, sino dejar fuera de una futura contienda a la esposa del ex gobernador Rafael Moreno Valle.

 

Solo así se entiende por qué en los recursos presentados por Barbosa y los representantes de Morena en los Consejos Distritales giran, en primer lugar, en el rebase de los topes campaña, y no en otras irregularidades que aparentemente serían más graves y determinantes en el resultado del proceso electoral.

 

Para entender mejor lo anterior quizás valga la pena reproducir aquí el artículo 378 Bis del Código Electoral del estado: “Independientemente de las causales de nulidad de elección expresadas en el artículo anterior, serán causales de nulidad de elección por violaciones graves, dolosas y determinantes las siguientes: I.- Se exceda el gasto de campaña en un cinco por ciento del monto total autorizado (...) En caso de nulidad de la elección, se convocará a una elección extraordinaria, en la que no podrá participar la persona sancionada”.

 

Personalmente creo que Morena pudo echar mano de otros elementos, incluso de más peso, para anular la elección de gobernador, como las inconsistencias entre las cifras del PREP y los cómputos distritales o la atipicidad de los resultados de la elección de gobernador con los de otras elecciones concurrentes de ese 1 de julio.

 

La argumentación de Morena para inconformarse con los cómputos en los Consejos Distritales me parece pobre, vaga y carente de pruebas sólidas, quizás porque carece de la totalidad de las actas de escrutinio o porque sus representantes en las casillas les fallaron o se vendieron.

 

Si el recurso de inconformidad prosperará o será rechazado por las autoridades jurisdiccionales en materia electoral es algo todavía incierto. De lo que no tengo dudas es que los magistrados del Tribunal Electoral del Estado de Puebla (TEEP) lo desecharán y que el juicio se terminará resolviendo en la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

 

De lo que tampoco tengo dudas es que los de Morena quieren que la elección se repita y que en la siguiente no quieren que Martha Erika Alonso participe. Por eso buscan sancionarla, acusándola de haber rebasado en 12 millones de pesos el tope de gastos de campaña.

 

El tope aprobado era de 42.9 millones y según Morena la esposa de Moreno Valle se gastó más de 54 millones, sin contabilizar los gastos de campaña anticipada realizados de manera conjunta con el candidato a presidente de la República, Ricardo Anaya Cortés, del 6 al 8 de abril de 2018.

 

***

Mapache al servicio de Morena y MEA

En el municipio de Zacapoaxtla, cabecera del cuarto distrito local electoral, se dio un fenómeno curioso. El mapache contratado por el candidato ganador de Morena a la presidencia municipal, Evodio Santos Alejo, es el mismo que ayudó a la panista Martha Erika Alonso a obtener una alta votación en esa demarcación.

 

De hecho, hasta reunió en un mismo edificio, ubicado en la calle 16 de Septiembre Sur número 45, a los candidatos de la coalición Juntos Haremos Historia a la alcaldía y diputación local, Evodio Santos Alejo y Yesenia Juárez Luna, respectivamente; a la candidata del PRI a diputada local, Josefina García Hernández; y al delegado de la Secretaría General de Gobierno en esa región, Eduardo Macip Díaz.

 

Se trata del ingeniero Gerardo González León, quien en la noche del domingo 1 de julio le dijo a Evodio Santos que había ganado las elecciones de presidente municipal, pero que debía retirarse del edificio y llevarse a su gente.

 

Ya sin intrusos, el operador electoral de Evodio Santos y Martha Erika Alonso hizo que lo tenía que hacer con las actas de escrutinio que concentró en ese inmueble.

 

***

Por cierto.

 

En los comicios de 2013 el hoy candidato triunfador de Morena a la alcaldía de Zacapoaxtla fue candidato del PT, pero perdió con el actual presidente municipal saliente del PAN, Guillermo Lobato Toral.

 

Las malas lenguas dicen que desde entonces ambos personajes mantienen acuerdos políticos y económicos, por lo que no sería raro que Guillermo Toral o su hermano Julio fuera nombrado secretario de Obras del nuevo ayuntamiento.

 

***

Evodio Santos Alejo es pariente de Cupertino y Hugo Alejo Domínguez, que lo mismo han sido candidatos y diputados por el PRI, Nueva Alianza y recientemente por el PAN en el distrito de Zacapoaxtla.

 

***

Correos: periodistasoy@hotmail.com y rruiz@e-consulta.com

Twitter: @periodistasoy

Facebook: https://m.facebook.com/RodolfoRuizOficial

Vistas: 160