*

Miércoles, 12 de Diciembre de 2018

Investigan alimentos en la Sierra Norte

18 Julio, 2018
Leticia Montagner

La cultura de una región puede ser representada a través de su gente, de sus tradiciones y de su gastronomía, con colores, sabores y experiencias únicas.

La Licenciatura en Gastronomía de la BUAP imparte una materia llamada Patrimonio Gastronómico de México, con el fin de que los estudiantes conozcan tradiciones, historias, ingredientes y platillos característicos de regiones del país y sobre todo del estado.

Yesbek Morales Paredes, académica, señaló que en noviembre del 2010 la gastronomía mexicana fue declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Por ello es importante que cada comunidad utilice ingredientes regionales, eso las hace autosustentables y se respetan sus tradiciones culinarias y a los que preparan la comida. Además sirve de cohesión social.

Mencionó el Chile en Nogada, tradición que año con año reúne a las familias para prepararlo y desde días previos se organizan para que cada integrante lleve algún ingrediente y así preparen los chiles para toda la familia.

Citó a la cooperativa Tosepan Titataniske en Cuetzalan, conformada por indígenas de la región que producen sus propios alimentos para vender, como café orgánico, pimienta gorda, miel, vinos, mermeladas, así como servicios ecoturísticos, de salud y caja de ahorro, donde todos los ingresos que obtienen están destinados para la misma comunidad.

Este esquema sostenible es interesante, ya que además cuentan con un hotel llamado Tosepan Kali, dirigido por gente de la comunidad, en el que se promueve la gastronomía local, su cultura y el cooperativismo.

Por otra parte, investigadores de la Facultad de Ingeniería Química de la BUAP, trabajan en el mejoramiento de las propiedades nutricionales y funcionales de la tortilla de maíz, a través de la incorporación de la pulpa de Renealmia alpinia, cuyo nombre totonaco es X´kijit, fruto silvestre endémico de la Sierra Norte de Puebla.

De esta pulpa se elaboró un tipo de harina que fue incorporada en el proceso de elaboración de la tortilla. Los resultados fueron una mayor fuerza de tensión de las tortillas al momento de enrollarse, así como una gran estabilidad desde el punto de vista microbiológico sobre su vida útil, en condiciones de almacenamiento y refrigeración.

Además, los investigadores estudian las propiedades antioxidantes y nutricionales de este fruto, para incorporarlas en otras matrices comestibles, de tal forma que así se obtengan alimentos con mayores características benéficas y además se aprovechen todos los elementos naturales del X´kijit, como la cáscara.

Asimismo, con la finalidad de promover la filosofía del respeto y gratitud hacia la naturaleza, en la población de Santa Ana Teloxtoc, en Tehuacán, estudiantes del Complejo Regional Sur de la BUAP participan como voluntarios en proyectos impulsados por The Organization for Industrial, Spiritual and Cultural Advancement-International (OISCA), capítulo México, que consisten en la creación de huertos familiares en hidroponía simplificada y en el rescate de semillas de plantas que están en peligro de extinción.

Paola Ortiz Salazar, Sarahí Villanueva Tomasa, Ascensión Juárez Sánchez, Citlally Soriano Coronel, Rose Mary Rodríguez, Moisés Peña Rodríguez, Ana Hernández Rodríguez y Rosa Carrillo Pacheco son los estudiantes del Complejo Regional Sur que enseñan a las familias cómo hacer sus propios huertos para  consumir hortalizas limpias, libres de insecticidas y pesticidas dañinos para la salud.

Bien por la BUAP, que se preocupa de los asuntos de los pueblos y de la alimentación de los poblanos.

Le invito a escuchar La Revista ABC,  jueves y viernes de cada semana de 11:00 a 12:00 del mediodía, a través de 1280 de Amplitud Modulada,  ABC Radio. También puede verlo y oírlo por Internet. La dirección es: http://www.abcradiopuebla.com.mx

leticia_montagner@hotmail.com

Vistas: 575