*

Domingo, 21 de Octubre de 2018

Ola de indocumentados ahoga fronteras de México

21 Septiembre, 2018
Érika Nieto

Hace algunas semanas, Donald Trump hizo un ofrecimiento al gobierno mexicano sobre el pago de 20 millones de dólares con el fin de que deporte, la mayor cantidad posible y lo más acelerado que se pueda, a indocumentados centroamericanos, desde la frontera de México con Guatemala para disminuir la cantidad que llegan a la frontera norte.

Y es que la situación socio-económico-política de los países en América latina está obligando a sus ciudadanos a salir de sus países de origen en números que rebasan la migración histórica en muchos casos, como Centroamérica o en países sudamericanos como Venezuela, donde sus ciudadanos están saliendo, por hambre y hasta por salud, de su lugar de origen inundando países aledaños como Colombia, pero cientos están visionando un viaje más largo, en el que México, está contemplado.

Tan es así que, por ejemplo, agentes migratorios del estado de Texas denunciaron una oleada de indocumentados desde hace algunos meses a tal grado que a mediados de agosto detuvieron en tan solo dos días a más de mil 400 migrantes en el valle del río grande entre los que se encontraron varios niños no acompañados.

Las autoridades norteamericanas registran un incremento de hasta un 75 por ciento en la llegada de indocumentados pese al reforzamiento de la frontera, lo que supera por mucho las cifras de años anteriores.

Por lo pronto, los ciudadanos centroamericanos que diariamente cruzan en decenas o centenas nuestro territorio con miras de llegar a la frontera norte y buscar el sueño americano, protagonizan historias verdaderamente dramáticas en las que la violación a sus derechos humanos por parte de las autoridades mexicanas son la constante.

Apenas hace unos días, en territorio veracruzano, decenas de centroamericanos indocumentados denunciaban una serie de atropellos y tortura por parte de policías estatales y federales luego de que casi 500 migrantes viajaban en “el lomo de la bestia” rumbo al norte de México.

La periodista Violeta Santiago del portal Aristegui Noticias narra lo que fue una “redada del terror” en el que muchos migrantes murieron a consecuencia de una lluvia de disparos y una terrible persecución. Fortaleciendo así el dicho de que México representa un infierno para todos aquellos migrantes que buscan llegar a Estados Unidos desde el sur del continente.

En Puebla son constantes las noticias de autobuses detenidos con indocumentados, de centroamericanos que bajan del tren “La Bestia” para descansar y buscar alimento mientras retoman su camino o incluso de tráileres abandonados con migrantes en su interior, no por nada, ocupa el número 12 en deportación de ciudadanos extranjeros, principalmente centroamericanos.

Un porcentaje importante de indocumentados buscan refugio, visa humanitaria. El problema no es sencillo y tampoco es mínimo, al contrario, está en aumento.

La cantidad de deportados en México o en Estados Unidos no representa eficiencia por parte de los gobiernos, mucho menos los métodos usados para deportar a gente que solamente busca una nueva oportunidad. Es obligado buscar estrategias que prioricen el respeto a los derechos humanos para atender este gran problema.

Comentarios vía twitter: @erinife

Correo electrónico: erinife23@gmail.com

Vistas: 714