*

Martes, 23 de Julio de 2019

¿Pero qué necesidad?

19 Marzo, 2019
La corte de los milagros

Resulta realmente difícil entender cuáles son los resortes que impulsaron a la presidenta municipal de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, a plantear en estos momentos la municipalización del Sistema Operador de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Puebla (Soapap), cambiando la conformación de su Consejo Directivo.

De entrada, porque la propia alcaldesa sabe que esta iniciativa —cuyo propósito es reformar los artículos 7 y 8 del decreto de creación del Soapap para que sea ella y no el gobernador del estado quien presida el Consejo Directivo del organismo y quien designe a los consejeros— es totalmente inviable, amén de que la mayoría barbosista que controla la LX Legislatura del Congreso del estado jamás la aprobaría.

Porque la iniciativa no repara en las consecuencias económicas y financieras que traería consigo la municipalización del agua, entre ellas el pago de un crédito por más de 1,500 millones que el Soapap tiene con Banobras.

¿O es que algún genio o intelectual de closet convenció a Rivera Vivanco que puede quedarse con el control del Soapap y heredar al gobierno del estado esa deuda, o quitar al gobernador de la presidencia del Consejo Directivo del organismo y que éste todavía le dejara los predios del estado sobre los cuales se construyó mucha de la obra e infraestructura del Soapap?

¡Por favor!

Habría que ser muy ingenuo para creerlo así.

Porque si el ayuntamiento de Puebla y su presidenta municipal han demostrado una gran incapacidad técnica y operativa para resolver problemas municipales básicos como los baches, la inseguridad y el ambulantaje, no se ve cómo afrontarían la municipalización del Soapap, la extracción y distribución del agua, así como su tratamiento y saneamiento, sin contar con la ayuda material y financiera del gobierno del estado.

Porque su propuesta llega en un mal momento por la desaprobación de su gestión y el pobre desempeño de ella y sus funcionarios a 150 días de haber asumido el cargo.

Y porque a pesar de las fallas del Soapap y la empresa concesionaria de sus servicios, Agua de Puebla, la ciudadanía poblana tiene una buena opinión, o al menos aceptable, del servicio de agua potable y alcantarillado.

El 57% de los ciudadanos residentes en el municipio de Puebla cree que el servicio de agua potable y alcantarillado es bueno o muy bueno, contra un 42.6% que lo califican de malo o muy malo.

En contraste el 80% de los mismos ciudadanos —según una encuesta de marzo de este año, levantada por el Centro de Estudios Consultivos— creen que el servicio de pavimentación es malo o muy malo y el 86.8% que el servicio de seguridad pública a cargo de la autoridad municipal es malo o muy malo.

Por lo anterior, la propuesta de Claudia Rivera de reestructurar el Consejo Directivo del Soapap, como un paso previo a la municipalización del organismo, da la impresión que se trata de una cortina de humo para distraer la atención, o para que los poblanos fijen su atención en otra discusión que no sea su desempeño al frente del ayuntamiento de Puebla.

***

Varios fueron los nombres que se analizaron para ocupar la Secretaría General del Comité Directivo Estatal del PAN que, como anoche se lo adelanté, recayó en Francisco Fraile García.

Pujaron por el cargo Jorge David Rosas Armijo, a quien la extinta gobernadora Martha Erika Alonso Hidalgo designó secretario particular. Tenía el apoyo de consejeros y miembros del CDE ligados al morenovallismo.

También el diputado Oswaldo Jiménez López, pero su parentesco con el ex gobernador José Antonio Gali Fayad, a quien algunos panistas acusan de traición, le pesó.

La verdad es que ni el presidente del CEN del PAN, Marko Cortés Mendoza, ni el secretario general y delegado especial en Puebla, Héctor Larios Córdoba, ni la presidenta del CDE, Genoveva Huerta Villegas, querían dar esa posición a un morenovallista o galista.

Por eso la balanza se inclinó hacia el ex senador Francisco Fraile García.

***

A propósito.

Alguien entiende al presidente del Comité Municipal del PAN en la capital del estado, Pablo Rodríguez Regordosa, que un día veta al sobrino del ex gobernador José Antonio Gali, y al otro quiere que éste se sume al hoy candidato de este partido a la gubernatura de Puebla, Enrique Cárdenas Sánchez, cuando nunca le pidieron su opinión sobre su nominación.

***

Correos: periodistasoy@hotmail.com y rruiz@e-consulta.com

Twitter: @periodistasoy

Facebook: https://m.facebook.com/RodolfoRuizOficial

Vistas: 232