*

Miércoles, 11 de Diciembre de 2019

La paja en el ojo ajeno de la migración

3 Agosto, 2019
Érika Nieto

El gobierno de México está cayendo en todos los errores, injusticias y hasta violaciones a los derechos humanos por los que tanto se criticó a Estados Unidos, por lo menos antes de la actual administración federal. Y es que, diversas organizaciones defensoras de los derechos de los migrantes han expresado su rechazo a las que calificaron como “políticas de terror” de la Presidencia encabezada por Andrés Manuel López Obrador que están “criminalizando la migración”, dejando a su paso separación de familias, niños huérfanos y ciudadanos mexicanos o de otros países, detenidos con el uso de la fuerza, o lo peor, asesinados.

La Casa del Migrante de Saltillo dirigió una carta a diferentes dependencias federales y estatales del gobierno de Coahuila denunciando el lamentable operativo en contra de un grupo de familias migrantes en los que perdió la vida un padre de origen salvadoreño frente a los ojos de su pequeña hija de 8 años.

Ya la Secretaría de la Defensa Nacional había recibido recomendaciones por parte de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos por las acciones de verificación que pretendían ejecutar en el albergue de la Casa del Migrante de Saltillo, cuando la Ley de Migración marca que en un perímetro de 5 kilómetros a la redonda no puede hacer operativos de detención de los indocumentados.

Desafortunadamente la presión política que la Casa Blanca está ejerciendo al gobierno de México para que reduzca rápida y drásticamente la cantidad de migrantes que llegan a la frontera norte a solicitar asilo, está provocando que las autoridades ejecuten operativos para detener, desde su ingreso por el Río Suchiate, a quienes aspiran encontrar el sueño americano.

Hace poco, el canciller Marcelo Ebrard presumió en una de las conferencias mañaneras, que el flujo migratorio que cruza nuestro país hacia los Estados Unidos se redujo en el último mes en 39.5 por ciento. Después de las fuertes denuncias de la Casa del Migrante en Saltillo y de las constantes imágenes de hacinamiento en los albergues instalados en los estados aledaños en ambas fronteras, queda en evidencia una política migratoria equivocada.

Al parecer, la actual administración federal está, extrañamente, demasiado interesada en promover y formar parte del bienestar de países como El Salvador y Honduras, a tal grado que está promoviendo la creación de 60 mil empleos para esos ciudadanos Centroaméricanos, para este año y financiados por México, si, empleos pagados por los contribuyentes mexicanos.

Mientras que en nuestro territorio se está persiguiendo a los migrantes y violando sus derechos humanos. Ni hablar del desempleo, del grave retroceso que la economía mexicana está sufriendo y de los cientos de comunidades que presentan pobreza extrema.

México no puede permitirse el lujo de regalar dinero a otros países y mucho menos el crecimiento en las denuncias de violación de derechos humanos en contra de ciudadanos de cualquier país cuyo objetivo no es permanecer en México sino cruzar hacia los Estados Unidos. Criticar la paja en el ojo ajeno le dicen, cuando nos negamos a reconocer nuestros propios errores, el gobierno de México es el mejor ejemplo.

Comentarios vía twitter: @erinife

Correo electrónico: erinife23@gmail.com

Vistas: 505