*

Miércoles, 21 de Agosto de 2019

Del terror de las balas a las grandes redadas

10 Agosto, 2019
Érika Nieto

Al terror que vive todavía la comunidad hispana migrante radicada en Estados Unidos después de los tiroteos en California, Texas, Ohio y Chicago que terminaron con muchas vidas y dejaron vulnerables a los paisanos, ahora se suma el miedo a ser deportado en alguna de las redadas que puso en marcha ICE a través de la Aplicación de Medidas de Control Migratorio en Lugares de Trabajo.

Aunque lo que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas ha dejado muy claro a través de sus redes sociales, es que las redadas y detención de migrantes se ejecutan a través de programas bien establecidos y nunca se van a aprovechar de desgracias para detener indocumentados.

Y es que, desde las inundaciones provocadas por diferentes huracanes en años pasados, la autoridad migratoria se encargó de informar que en temporada de emergencias serían suspendidas las redadas con el fin de que los migrantes indocumentados no arriesgaran su vida encerrándose en sus viviendas y mejor acudieran a los albergues establecidos para mantener a sus familias a salvo.

Durante la tragedia en El Paso, Texas, ICE se vio obligado a pedir, a través de redes sociales, que los migrantes de la zona no hicieran caso de rumores de supuestas detenciones en hospitales donde se atendían a los heridos del tiroteo y acudieran libremente a las unidades de emergencia a que fueran atendidas sus heridas o sus crisis emocionales.

“Nosotros siempre le prestaremos ayuda a comunidades en peligro y a nuestros socios del orden público. A pesar de los rumores falsos que expresan lo contrario, ICE no realiza acciones policiales de control migratorio durante tragedias como la que recientemente impactó a El Paso, Texas”.

“Este no es el momento para mezclar una tragedia con otra al propagar miedo en nuestra comunidad con rumores falsos de operativos ICE. En cambio, debemos estar unidos como una comunidad para focalizarnos en ayudar a las víctimas y sus familias”, expresó la autoridad migratoria.

Desde hace unos días los paisanos migrantes enfrentan un nuevo terror, el de ser deportados a través de las redadas que forman parte de la Aplicación de Medidas de Control Migratorio en Lugares de Trabajo y que inició en unas industrias empacadoras del estado de Mississippi donde detuvieron a casi 700 migrantes sin permiso para trabajar.

Desafortunadamente el uso de papeles ya sea, falsos o prestados, es muy común entre los migrantes que quieren trabajar hasta dos o tres turnos. Aunque también hay un sinnúmero de empresas que, evadiendo la ley, contratan mano de obra indocumentada y que hoy enfrentarán las amenazas convertidas en realidad de la Casa Blanca, sobre el cierre de empresas o la deportación de los trabajadores que estén irregulares.

Por lo pronto, a los paisanos no les queda otra opción más que estar debidamente informados en las empresas donde trabajen para no ser sorprendidos por la continuación de estas redadas. Así como informarse sobre las alertas que el FBI mantiene respecto a la posibilidad de nuevos tiroteos después de la propagación del manifiesto racista.

Comentarios vía twitter: @erinife

Correo electrónico: erinife23@gmail.com

Vistas: 382