*

Miércoles, 1 de Abril de 2020

Ejecuta CFE corte de energía en zonas operadas por LyFC

Esta semana dejó sin suministro a 12 familias de Venta Grande, comunidad de Huauchinango.
Jueves, 31 de Julio de 2014 21:19

Huauchinango, Pue.- Luego del corte del suministro de energía eléctrica a 12 familias de la junta auxiliar de Venta Grande, en Huauchinango, pobladores anunciaron que organizaron brigadas para actuar de manera coordinada e impedir que un mayor número de personas sean afectadas por la medida decretada por la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Apagones de más de 14 horas por tormentas eléctricas en la sierraDenunciarán habitantes del municipio de Zacatlán a la CFEEnriqueta González Garrido y Arturo Vera Cabrera, integrantes del Comité de Electrificación de los barrios de Paredones y La Coyotera, indicaron que el martes pasado una brigada de la CFE a cargo de Enrique Torres Gallardo, quien se identificó como jefe de la Oficina de Facturación y Cobranza de la Agencia Huauchinango, sin previo aviso cortó el servicio de electricidad en una docena de viviendas, por lo que cuando regresó, se opusieron a que siguiera afectando a más vecinos.

Los presuntos empleados de CFE, que viajaban en una camioneta con la razón social “Vivo Seguro” y eran acompañados por una patrulla de la policía municipal, tampoco presentaron a los afectados algún documento en que la empresa indicara que los servicios a los domicilios deberían ser suspendidos por falta de pago, lo que desató la inconformidad entre los habitantes de una de las juntas auxiliares más pobladas del municipio.

“Los cortes son un abuso de la CFE porque ninguno de nosotros tiene contrato con esa empresa, sino con la Compañía de Luz y Fuerza del Centro y desde que inició su proceso de extinción a nuestras casas no han llegado recibos para el pago del servicio ni de esa ni de ninguna otra empresa”, agregaron González Garrido y Vera Cabrera.

Además hay muchas irregularidades en la prestación del servicio. “Cuando nos quedamos sin energía a causa de las tormentas, las ráfagas de viento o los truenos, hemos pasado hasta dos semanas esperando que no atiendan y lo reestablezcan”, añadieron.

“Por ello no estamos conformes con la actitud de los trabajadores de CFE ya que a pesar de que saben que ellos son responsables de la situación por negarse a darnos un contrato y así poder hacer llegar los recibos a tiempo. Cuando se les ocurre vienen y cortan el servicio sin importar si tenemos enfermos o alguna emergencia” manifestaron.

BORRON Y CUENTA NUEVA

Desde el año pasado, pobladores del municipio, encabezados por la CANACO buscan una decisión política de la Junta de Gobierno de la CFE que condone sus presuntos adeudos con la empresa que mediante una campaña intimidatoria pretende efectuar cobros “ilegales” por el suministro de energía eléctrica en la región.

A partir del 11 de octubre de 2009, cuando se decretó la extinción de LyFC ninguna persona fue notificada respecto al cambio de proveedor del servicio, “ni tampoco se han tomado las lecturas del consumo de energía a que está obligada la empresa, para determinar los cobros”.

Además en el decreto de extinción de LyFC no se estableció con claridad qué sucedería con los servicios que prestaba dicha empresa,  qué pasaría con los usuarios, por lo que el suministro de energía eléctrica, la venta, facturación, mantenimiento y atención de los habitantes de la zona quedó a la deriva.

Vistas: 3788