*
Miércoles, 24 de Abril de 2024

Indìgenas de Pahuatlán retienen archivos del Registro Civil

Comunidades ñañu y náhuatl de la sierra norte exigen a sus autoridades que “no suelten ni una hoja”.
Martes, 12 de Agosto de 2014 20:44

Pahuatlán, Pue.- En asamblea comunitaria, pobladores de las juntas auxiliares de San Pablito y Xolotla en el municipio de Pahuatlán, decidieron no entregar al ayuntamiento los libros del Registro Civil y mandataron a sus autoridades para que “no suelten ni una hoja” de los archivos en los que están asentados sus nacimientos, matrimonios y defunciones.

Ediles se rebelan y no retiran demanda para regreso del Registro CivilDemandan juntas auxiliares al Congreso retomar control del Registro CivilPara avalar la determinación se basaron en los usos y costumbres que rigen a ambas comunidades indígenas –la primera ñañu y la segunda náhuatl- y tras varias horas de discusión en su lengua materna firmaron de conformidad “los que saben hacerlo” y otros imprimieron su huella digital.

Aunque hace dos semanas que realizaron las reuniones decidieron hacerlas públicas hasta ahora, señaló en entrevista el presidente auxiliar de San Pablito Rogelio Marroquín Aparicio, debido a que este martes el director Jurídico del municipio, Juan Carlos Ordoñez, les entregó un oficio del presidente municipal Arturo Hernández Sánchez donde “nos está exigiendo que le entreguemos el Registro Civil y eso no podemos hacerlo hasta que haya otra asamblea y sea el pueblo el que apruebe que se entregue. Si no, no”.

La razón principal de pobladores para oponerse a que se lleven los archivos del Registro Civil al ayuntamiento en la cabecera municipal, dijeron las autoridades comunitarias, es “evitarse gastos, porque acá todos somos de bajos recursos. Imagínese si llegando a Pahuatlán les dicen que les falta un papel y luego otro y tienen que dar dos o tres vueltas”, coinciden Marroquín y Juan Domínguez, alcalde auxiliar de Xolotla.

“Nosotros debemos hacer lo que la comunidad nos dice”, agregó el edil de Xolotla, “imagínese qué sucedería si lo entrego y toda le gente está en contra de que se vaya”.

En estos pueblos, para ser autoridad hay que cumplir con todas las reglas de los usos y costumbres: “tiene que haber sido regidor, hacer trabajos para la escuela, que haya hecho la mayordomía –darle de comer a todo el pueblo, quemar el castillo y los toritos en las fiestas -, y aparte de eso ser calificada por la mayoría como alguien que viene de una familia respetuosa, como personas honestas”.

Cuestionados sobre si sus comunidades recibieron información acerca de los cambios que se hicieron a la Ley Orgánica Municipal que restaron facultades a las juntas auxiliares y las convirtieron en órganos desconcentrados, ambos indicaron que sólo lo supieron cuando quisieron obligarlos a la entrega de la documentación del Registro Civil y por supuesto el resto de la población no tenía noticia de estas reformas legales.

Por lo pronto, se limitaron a reiterar, “haremos lo que la gente de nuestro pueblo nos diga”.

Vistas: 6540