*
Martes, 9 de Agosto de 2022

Armados, civiles vigilan calles de San Juan Raboso

Regidor de Gobernación confirma que las rondas de ciudadanos existen desde hace varios años.
Miércoles, 3 de Septiembre de 2014 21:13
|
Lidchy Cano

Izúcar de Matamoros, Pue.- Armados por cuenta propia, pobladores de San Juan Raboso vigilan su comunidad y mantienen a raya a la delincuencia mediante patrullajes nocturnos.

Se suman 40 guardias ciudadanos a la seguridad de San Pedro CholulaGuardias ciudadanas continúan operando en juntas de TlalancalecaErasto Miguel Merino Herrera, regidor de gobernación de la junta auxiliar,  afirmó que actualmente la ronda de ciudadanos está conformada por 13 personas, de las cuales 10 cuentan con armas de fuego.

Las armas que porta –dijo- son de calibre 12, tipo chaqueteras, que son empleadas para cacería.

El funcionario justificó que cada persona tiene un permiso para portación el cual fue tramitado de manera individual, y que cada determinado tiempo son sujetas a revisión por parte del Ejército Mexicano.

Agregó que el uso de armas de grueso calibre obedece a que los encargados de los recorridos nocturnos deben de contar con el equipo adecuado que los proteja.

Asimismo, explicó que las rondas operan desde hace algunos años en las juntas auxiliares, barrios y colonias del municipio de Izúcar de Matamoros.

El regidor aseguró que hoy en día han disminuido los ilícitos que anteriormente se cometían en lugar, debido a que la ronda no ha permitido la distribución de drogas en las calles, ni que jóvenes consuman sustancias prohibidas en plena vía pública como anteriormente sucedía.

Reveló que algunos integrantes de la seguridad de la comunidad han recibido amenazas y ante ello, exhortó a la Dirección de Seguridad Pública del Ayuntamiento a que los apoyen de manera inmediata ante los llamados de auxilio que a veces la población requiere, ya que a veces la ronda es insuficiente.

Opiniones encontradas

El uso de armas por parte de las rondas ciudadanas han generado polémica a través de los años entre los izucarenses, sobretodo por los riesgos que esto implica.

Sin embargo, la práctica continúa realizándose como en la junta auxiliar de Raboso, donde es común ver a ciudadanos con armas largas en tareas de apoyo a la seguridad.

En la región, un número impreciso de personas cuentan con licencias para portación de arma de fuego debido a que practican la cacería como deporte, y son estos mismos quienes forman parte de las rondas.

Vistas: 9474