*
Miércoles, 17 de Agosto de 2022

Presionan a indígenas para vender a hidroeléctrica de GESA

Habitantes de Xochitlán de Vicente Suárez acusaron a personal de la empresa de amenazar con entrar por la fuerza a sus terrenos
Viernes, 20 de Noviembre de 2015 11:56

Xochitlán de Vicente Suárez, Pue.- Pobladores indígenas de Xochitlán denunciaron una escalada en las presiones de la empresa GESA para que vendan sus terrenos ubicados cerca del río Zempoala, en donde pretende instalar la hidroeléctrica San Antonio, la campaña incluye el amago de “entrar por la fuerza” en caso de que continúen negándose a la transacción.

En puerta 14 denuncias contra opositores a hidroeléctricaHabitantes de 3 municipios se unen contra hidroeléctrica Puebla 1En entrevista con este medio de comunicación, los propietarios de varios terrenos de labor cercanos al sitio conocido como Macpalapa dijeron que empleados de GESA, entre ingenieros y abogados, acompañados por algunos de sus vecinos a quienes contrataron como guías, han recorrido casa por casa para obligarlos a vender las tierras para el proyecto y les advierten que en caso de negarse “el gobierno puede entrar por la fuerza”.

“Nos pidieron nuestras escrituras, comprobante de domicilio y nuestra credencial de elector y nos citaron en un lugar muy sólido. Eso nos pareció sospechoso porque si no tuviera nada de malo, nos llevarían a otro lugar, en el mismo pueblo”, agregaron.

Ellos, explicaron, son propietarios de un terreno que mide 166 metros cuadrados, lo iban a dividir en tres partes para pagarles cada fracción en 12 mil pesos, pero en abonos de mil pesos mensuales cada uno. “Nos los quieren pagar en abonos y quieren que traicionemos a nuestro pueblo. 

Si las cosas fueran derechas, porque no lo hacen enfrente de la Presidencia, se anuncian, llegan el licenciado y la demás gente. Y aunque uno tenga necesidad, pues imagínate y por eso decidimos que no vamos a vender”.

“Si no lo vendes, nos dijeron, y los demás dan permiso, podemos entrar a la fuerza, porque el gobierno está mandando todo eso”, aseguraron que les dijeron los empleados de GESA.

La “mini” hidroeléctrica

Xochitlán, junto con Nauzontla, Zapotitlán de Méndez, Zoquiapan y Atlequizayan, son los municipios involucrados en el proyecto de construcción de una hidroeléctrica  en los ríos Zempoala y Ateno que, de acuerdo con la empresa, generará 37.6 MW de energía eléctrica.

El proyecto incluye la construcción de dos obras de toma sobre los ríos con una altura aproximada de seis metros, una casa de máquina con seis y dos tuberías Pelton, tres líneas de transmisión de 384, 2 mil 936 y 6 mil 620 metros de postes, respectivamente.

El poblado más cercano a la hidroeléctrica es San Antonio, en Santecomata en el municipio de Xochitlán de Vicente Suarez, y está situado a 800 metros lineales y a 200 metros de altura de la obra de toma del cauce que se mantendrá al mismo nivel.

La empresa GESA se comprometió en el año 2013 ante la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y el Comisionado Nacional para los Pueblos Indígenas de la Secretaría de Gobernación federal,  Jaime Martínez Veloz, a suspender sus actividades en la región, incluidas las de difusión, hasta que realizara una Consulta Indígena en los términos del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Los trabajos implicarían el cambio de uso de suelo en poco más de 16 hectáreas lineales del terreno, en las que habrá “remoción” de la capa vegetal que “no es un bosque”, aseguraron los biólogos de GESA.

Vistas: 5508