*

Martes, 25 de Febrero de 2020

Gasoducto afectará 15 kilómetros de Venustiano Carranza

El Tuxpan-Tula abastecerá a la Comisión Federal de Electricidad y será construido por una filial de TransCanada.
Martes, 8 de Marzo de 2016 16:33

Venustiano Carranza, Pue.- La comunidad de Pueblo Viejo San José y terrenos ubicados a los largo de 15 kilómetros del municipio de Venustiano Carranza, serán afectados por la instalación del gasoducto Tuxpan-Tula que construirá la empresa TransCanada para traer gas natural del sur de Texas, según la solicitud de cambio de uso de suelo presentada ante el ayuntamiento.

Inaugurarán sin terminar el hospital de Venustiano CarranzaCongreso nombra ciudad a Lázaro Cárdenas, en V. CarranzaDe acuerdo con datos aportados por el director municipal de Programas y Proyectos, Luis Alberto Santiago Hernández, la introducción de la tubería perturbará una parte de la comunidad de Pueblo Viejo San José, ubicada a 12 kilómetros de la cabecera: Agua Fría, y habitada por unas 800 personas dedicadas a la agricultura, por lo que anunció que serán muy estrictos en la aplicación de los reglamentos de Protección Civil, el Plan de Desarrollo Municipal y, en su caso, el Plan de Desarrollo Urbano de Puebla.

El gasoducto Tuxpan-Tula que abastecerá a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) tendrá una longitud de 263 kilómetros y será construido por la empresa Transportadora de Gas Natural de la Huasteca (TGNH) –filial de TransCanada-, y se conectará con la línea de gas submarina Texas-Tuxpan, otro proyecto en el que se ha calculado la inversión de 3 mil 100 millones de dólares a lo largo de 800 kilómetros.

En entrevista, el funcionario del municipio de Venustiano Carranza aseguró que TGNH envió una solicitud de cambio de uso de suelo a la administración del alcalde Rafael Valencia Ávila, que "se encuentra en proceso de análisis para emitir una información oficial”.

Sin embargo, adelantó que con la introducción del gasoducto se afectará una parte de la comunidad San José, por lo que previó que la respuesta tardará varios meses pues deberán prever los daños que se podrían registrar en terrenos cercanos a la población, aun cuando la empresa “ha contemplado los gastos” por el pago de afectaciones por la “tierra y los cultivos” involucrados

Además se deben considerar los daños ambientales y los temas de prevención ante la posibilidad de algún accidente cerca de alguna área poblacional. Sin embargo aceptó que el ayuntamiento “está en la mejor disposición de que más empresas lleguen al municipio”. 

Larga tubería

Aunque no ha habido más información oficial que la anterior sobre el proyecto, según un trazo realizado por el investigador universitario Octavio Rosas Landa, a partir del Plan Quinquenal de Gasoductos del gobierno federal, además de Venustiano Carranza, en el estado de Puebla serán afectados terrenos de los municipios de Francisco Z. Mena, Jalpan, Tlaxco, Tlacuilotepec, Pahuatlán y Honey.

Pero son más de 130 comunidades de los estados de Puebla, Hidalgo y Veracruz las que atravesará el gasoducto Tuxpan-Tula que transportará 886 millones de pies cúbicos de gas diarios desde el sur de Texas hasta el altiplano central del país, con la tubería de 36 pulgadas de diámetro que empezará a operar en diciembre de 2017.

En la Sierra Norte de la entidad, la construcción de este gasoducto se sumará a la del Tuxpan-Atotonilco de la empresa Gasomex y a la del Poliducto para el transporte de gasolinas, diésel y turbosina del sistema Golfo-Centro Tuxpan-Arco Norte-Tula que realiza la estadunidense PMI Norteamérica.

Los riesgos

De acuerdo con el especialista de la Facultad de Economía de la UNAM, todos los ductos representan riesgos para la seguridad y la salud de la población debido a que siempre presentan fugas grandes y pequeñas del hidrocarburo, además de que el gobierno mexicano carece de un sistema de vigilancia, supervisión y regulación de las operaciones de las empresas privadas y de los daños ambientales que pueden generar.

“Los ductos están expuestos a la fractura, la corrosión, defectos de fabricación o de los materiales y componentes, así como a la humedad, el desgaste por el uso y el tiempo, a perforaciones accidentales o premeditadas”, añadió.

Una característica particular en México, “es que todos los ductos son ordeñados con la complicidad de las autoridades, lo cual incrementa el riesgo de explosiones y fugas”.

En los primeros 600 días de gobierno de Enrique Peña Nieto, acotó, se registraron más de mil 100 emergencias ambientales, casi dos por día. La mayoría de ellas tiene que ver con la industria energética y la minera.

Vistas: 5890